Temas Especiales

31 de Oct de 2020

Internacional

Fiscalía de Colombia investigará si paramilitares financiaron campaña de Uribe

La Fiscalía General de Colombia investigará si hubo financiación de grupos paramilitares a la campaña para las elecciones que ganó el e...

La Fiscalía General de Colombia investigará si hubo financiación de grupos paramilitares a la campaña para las elecciones que ganó el ex presidente Álvaro Uribe en 2002, tras denuncias en ese sentido de un jefe de esas organizaciones, informó una fiscal este viernes.

La Fiscalía decidió llamar para que rindan su testimonio a Rafael García, jefe de sistemas de esa campaña electoral, y a Jorge Aurelio Noguera, quien estaba a cargo de las actividades proselitistas en el departamento de Magdalena (norte), indicó a la prensa la fiscal Elba Silva.

También deberán declarar Euclides Gómez, quien era concejal en la ciudad de Santa Marta, el comerciante Miguel Buenahora y el ex paramilitar Orlando Gil.

La denuncia sobre los aportes hechos por los paramilitares a la primera campaña electoral de Uribe, que la Fiscalía busca aclarar, fue hecha en abril pasado por el ex paramilitar José Gélvez, alias El Canoso.

En sus confesiones, ese antiguo jefe paramilitar implicó también a los dos hijos del ex presidente, Tomás y Jerónimo Uribe, en la supuesta concesión irregular de un contrato para el desarrollo turístico en el parque natural Tayrona, aledaño a Santa Marta, sobre la costa del mar Caribe.

Tomás y Jerónimo Uribe, así como algunos empresarios, también deberán dar su testimonio ante la Fiscalía para esclarecer la veracidad de esa versión.

Durante su gobierno (2002-2010), Álvaro Uribe promovió una negociación de paz con los grupos paramilitares de extrema derecha que derivó en la desmovilización de unos 32.000 combatientes entre 2003 y 2006.

La negociación incluyó beneficios procesales para los jefes de estas organizaciones ilegales a cambio de la confesión de sus crímenes y la reparación a las víctimas.Los paramilitares, que cometieron miles de crímenes contra la población civil, combatían a las guerrillas izquierdistas que actúan en Colombia desde hace casi medio siglo y establecieron vínculos con la clase dirigente hasta el punto de que en la actualidad hay más de un centenar de políticos investigados por esas relaciones.

En 2010, diez ex parlamentarios fueron condenados por esos nexos y uno absuelto.

En lo que va de este año, seis más han sido declarados culpables por la Corte Suprema de Juticia, entre ellos dos ex presidentes del Congreso y un ex gobernador.

Hasta ahora, sólo cuatro jefes paramilitares han sido condenados.