Temas Especiales

26 de Feb de 2021

Internacional

Colombia juzga insuficiente el anuncio de FARC de que no secuestrará civil

El vicepresidente de Colombia, Angelino Garzón, criticó el anuncio de la guerrilla de las FARC de que no va a secuestrar más civiles, di...

El vicepresidente de Colombia, Angelino Garzón, criticó el anuncio de la guerrilla de las FARC de que no va a secuestrar más civiles, diciendo que con eso "no basta", en declaraciones a la AFP tras un discurso, este lunes, ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra.

"Nos parece que le falta, que no basta con esta decisión, que es importante la libertad de las personas secuestradas (...) pero que también es necesario que cese la práctica del terrorismo... de las minas antipersona, que pongan en libertad a niños y adolescentes que han reclutado forzosamente", dijo Garzón a la AFP refiriéndose al anuncio de las FARC.

"Lo más importante (es) que abandonen el camino de la violencia, ténganlo por seguro que si ellos (las FARC) enviaran y desarrollaran hechos de paz, el presidente Juan Manuel Santos tendría toda la generosidad para construir caminos de paz, de perdón y reconciliación en nuestro país", precisó el vicepresidente colombiano a la AFP.

El domingo, la guerrilla colombiana FARC anunció el fin de la práctica del secuestro extorsivo de civiles, que durante décadas le sirvió como fuente de financiamiento.

Amnistía Internacional consideró, por su parte, que el anuncio de las FARC "es un paso positivo pero aún insuficiente, ya que no hay ningún compromiso a poner fin a la toma de rehenes ni a otras violaciones al derecho internacional humanitario como los homicidios selectivos, el uso de niños soldados y de las minas antipersonales".

Con anterioridad Garzón había informado al Consejo de Derechos Humanos de la ONU --integrado por 47 Estados elegidos mediante el voto secreto de la Asamblea General de la ONU, del cual no forma parte Colombia-- la "entrada en vigor de la Ley Reparación de Víctimas y Restitución de Tierras", en favor de quienes sufrieron despojo durante el conflicto interno.

"Hay una falta de medidas concretas de protección para la víctimas y las personas que reclaman tierras. Se insiste en negar la continuación del paramilitarismo. El aumento de la violencia en el último año se puede adjudicar a esos grupos ilegales, y el gobierno no los está enfrentando como debiera", estimó la Comisión Colombiana de Juristas.

"Las continuas amenazas y asesinatos de quienes defienden la restitución de las tierras y de quienes buscan volver a sus tierras corren riesgo de socavar la implementación de la ley", añadió Amnistía Internacional.

"Importantes extensiones de tierras indebidamente apropiadas puede que no sean devueltas a sus legítimos dueños. Preocupa la ausencia de salvaguardas que garanticen que los retornados no se verán de nuevo obligados a ceder del control de sus tierras a quienes los desplazaron por la fuerza o a otras personas", concluyó Aministía Internacional.