01 de Oct de 2022

Internacional

Obispos católicos en EEUU llaman a día de ayuno contra anticoncepción

Los obispos católicos de Pensilvania (este de Estados Unidos) llamaron a una jornada de ayuno durante la Cuaresma para protestar contra...

Los obispos católicos de Pensilvania (este de Estados Unidos) llamaron a una jornada de ayuno durante la Cuaresma para protestar contra la decisión del gobierno de Barack Obama de incluir los anticonceptivos en los seguros de salud.

En una carta abierta, la Conferencia Episcopal de Pensilvania afirma que esta obligación, que no ha entrado aún en vigor y es objeto de una gran polémica, "representa un ataque sin precedentes contra la libertad religiosa".

"Nosotros, los Obispos de Pensilvania, pedimos a todos los católicos dedicar a la preservación de la libertad religiosa el viernes 30 de marzo, día tradicional de Cuaresma y ayuno", dice la carta.

"En ese día, ofrezcan su sacrificio por la causa de la libertad religiosa, a que se conceda a la Iglesia pueda el derecho fundamental a practicar lo que predica, y por nuestros líderes políticos, para que sus ojos estén abiertos a los derechos de todos los estadounidenses, incluyendo a los creyentes", agrega la misiva.

La carta, fechada el 7 de marzo y divulgada en el sitio web de la Conferencia (www.pacatholic.org), fue leída el domingo en algunas parroquias de Filadelfia, informó el martes el diario Phildelphia Inquirer.La arquidiócesis también patrocina un evento el 23 de marzo en Filadelfia.

La Iglesia Católica se opone fuertemente a la anticoncepción y al aborto.

Tres millones de católicos viven en Pensilvania, entre ellos Rick Santorum, un católico ultraconsevador candidato republicano a medirse con Obama en la elección presidencial de noviembre.

La Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos reaccionó con indignación cuando Washington anunció en enero su intención de hacer obligatoria la cobertura de anticonceptivos en los planes de seguros de salud.

La Casa Blanca reescribió su propuesta en febrero para que las aseguradoras asuman el costo de los anticonceptivos en el caso de las instituciones religiosas.

Pero los obispos volvieron a rechazar la iniciativa, afirmando que la libertad religiosa todavía está en juego.