Temas Especiales

03 de Jun de 2020

Internacional

Bolivia acusa a embajador de Brasil de "presiones" sobre asilo a opositor

El gobierno de Bolivia acusó hoy a la embajada de Brasil en La Paz de "presiones" para que el país andino conceda un salvoconducto al s...

El gobierno de Bolivia acusó hoy a la embajada de Brasil en La Paz de "presiones" para que el país andino conceda un salvoconducto al senador opositor Roger Pinto, para que éste pueda asilarse en la nación vecina sudamericana.

"El gobierno deploró la presión del embajador (Marcel Biato) en las últimas semanas", dijo la ministra de Comunicación boliviana Amanda Dávila, en una nota de prensa difundida por su cartera, en la que señala que Bolivia no puede conceder el salvoconducto a una persona procesada por delitos comunes ante un tribunal ordinario.

"El gobierno boliviano no cederá ante una presión de un embajador que está asumiendo una vocería política y no un papel diplomático como tiene que ser", agregó.

Hace 53 días, el senador de la opositora Convergencia Nacional (CN) ingresó a la embajada brasileña en La Paz con una solicitud de asilo político, con el argumento de que sufre "persecución política" de parte del gobierno de Evo Morales, que rechaza esa postura y alega que el político enfrenta 20 procesos penales en este país andino.

Diez días después, Brasilia otorgó el asilo político a Pinto y solicitó a La Paz un salvoconducto para que éste pueda viajar a Brasil, donde será acogido.

Pero desde el 15 de junio, el canciller boliviano David Choquehuanca anunció que el gobierno de Morales descartaba la posibilidad de conceder el salvoconducto a Pinto.

Este jueves la ministra Dávila reiteró que La Paz no concederá el salvoconducto y reprobó supuestas presiones del embajador brasileño Biato a favor de Pinto.

La portavoz del gobierno boliviano sostuvo que el Estado no otorgará el salvoconducto al senador por tratarse de una petición contraria a la Carta Magna boliviana, que niega la posibilidad de asilo a procesados por delitos comunes, como es el caso de Pinto.

Consideró que el embajador de Brasil no puede hacer política ni ser vocero político del opositor Pinto.

"Nosotros no creemos que esa sea la función de un embajador; ya hemos tenido anteriormente actitudes de injerencia como el caso del embajador (de Estados Unidos Manuel) Rocha. El embajador brasileño no puede seguir en esa actitud de estar presionando al gobierno", dijo la ministra Dávila.

La funcionaria aludió al pedido público que hizo días atrás el diplomático brasileño al presidente Evo Morales de "zanjar" el tema del asilo político otorgado al senador Roger Pinto, antes de que pudieran producirse problemas bilaterales delicados.

"(El asilo) es un tema que tiene procedimientos formales, instituidos por mecanismos de prácticas históricas de nuestra región; es un tema, sin embargo, delicado que lo tratamos con mucha prudencia, y por supuesto que lo vamos a manejar de la manera más rápida, expedita y eficiente", dijo entonces el embajador a periodistas.

"El interés de todos nosotros es que esto se pueda zanjar, nuestras relaciones (entre Bolivia y Brasil) son muy sólidas, pero trataremos de evitar que se creen problemas que se pueden volverse delicados", manifestó el diplomático.

Las relaciones entre Brasil y Bolivia han sido afectadas en las últimas semanas por el asilo que otorgó el gobierno brasileño a Pinto.

En esta coyuntura, el gobierno de Evo Morales decidió nombrar como nuevo embajador ante Brasil al diplomático Jerjes Justiniano.