Temas Especiales

25 de Sep de 2020

Internacional

Nuevo informe de EEUU sobre terrorismo acusa a Irán, Cuba y Al-Qaida

El departamento de Estado advirtió este martes que Irán es "el principal patrocinador de la actividad terrorista mundial", aportando fon...

El departamento de Estado advirtió este martes que Irán es "el principal patrocinador de la actividad terrorista mundial", aportando fondos para apoyar "a grupos terroristas y militantes en Medio Oriente", mientras que Al-Qaida está en un "camino de declive".

En su informe sobre terrorismo en 2011, el departamento de Estado destaca el declive de Al-Qaida luego de la muerte de sus principales líderes, pero advierte que sus grupos afines son una amenaza creciente en algunas regiones vulnerables.

Washington mantuvo además a Cuba en su lista negra de países que patrocinan el terrorismo, algo que ocurre desde 1982, por lo que no puede recibir ayuda económica de Estados Unidos ni gozar de beneficios comerciales ni tratados financieros.

El reporte afirma que miembros de la organización separatista armada vasca ETA "siguen residiendo en Cuba" y que informes de prensa señalan que "el gobierno cubano proveyó asistencia política y cuidado médico" a miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), pero concede que no hay indicios de que haya entregado armas o entrenamiento a estos grupos.

Tanto Irán como Al-Qaida expanden su "ideología y retórica extremista y violenta" en algunas de las regiones más inestables del mundo, dice el documento enviado al Congreso.

Destacando la muerte del líder de Al-Qaida, Osama bin Laden, en una operación comando en su bunker paquistaní en mayo de 2011, el informe señala que hasta entonces había "permanecido profundamente involucrado en la dirección de las operaciones (de esos grupos) y en sus planes estratégicos".

"La pérdida de Bin Laden y de otros activistas importantes pusieron a la red en el camino del declive que le será difícil revertir", agrega.Pero aunque el nucleo principal de Al-Qaida ha sido debilitado durante el año pasado, "hemos visto crecer grupos afines en el mundo", advierte el documento.

Al-Qaida en la Península Arábica "es una amenaza particularmente seria", que ganó influencia en el sur de Yemen, y "está explotando la inestabilidad en ese país para incrementar los complots contra intereses regionales y occidentales", afirma el informe.