Temas Especiales

24 de Jan de 2021

Internacional

ONG de México piden a Obama parar flujo de armas y deportaciones

Decenas de familiares de emigrantes y defensores de los derechos de trabajadores indocumentados en Estados Unidos se manifestaron este ...

Decenas de familiares de emigrantes y defensores de los derechos de trabajadores indocumentados en Estados Unidos se manifestaron este lunes ante la embajada de ese país en México para pedir se detenga el flujo de armas a territorio mexicano y una moratoria en las deportaciones de indocumentados.

"Los migrantes no somos criminales, somos trabajadores internacionales", gritaban decenas de personas detrás de una aparatosa reja que protege permanentemente la embajada.

"Obama mantén tu promesa", decía una de las pancartas que portaban una decena de niños que participaron en la marcha, efectuada el mismo día que el presidente de Estados Unidos asumió su segundo mandato.

Los manifestantes pidieron que pare el flujo de armas ingresadas a México "que cobran millares de víctimas de nacionales y migrantes en tránsito", dijo José Francisco Chavira Martínez, rector de la Universidad del Norte de Tamaulipas, un estado mexicano limítrofe con Estados Unidos.

Asimismo solicitaron que el gobierno estadounidense implemente de manera urgente "la moratoria de las deportaciones y separación de las familias" hasta que se apruebe una reforma migratoria, añadió Chavira.

Elvira Arellano, una migrante separada de su hijo al ser deportada y convertida en activista a favor de los derechos de la migración, pidió a Obama usar "su poder ejecutivo" para impedir las deportaciones.

Al mismo tiempo los manifestantes denunciaron que el gobierno de México ha adoptado medidas racistas como las que han adoptado algunos estados estadounidenses como Arizona, Alabama y Georgia, que han expedido leyes contra los migrantes.

La ruta de los migrantes es un ejemplo de esa política, donde los centroamericanos son amenazados constantemente por las organizaciones criminales, señalaron.

En su pronunciamiento los manifestantes demandaron limpiar del crimen organizado la ruta que recorren los migrantes en su tránsito por México hacia Estados Unidos, así como que el gobierno nacional suprima las visas para los centroamericanos.

Cerca 140.000 extranjeros entran cada año ilegalmente a México para tratar de llegar a Estados Unidos y son víctimas robos, secuestro, extorsión y hasta asesinato por integrantes del crimen organizado.

Por su parte, al menos seis millones de mexicanos viven de manera ilegal en Estados Unidos.