Temas Especiales

10 de Apr de 2021

Internacional

Presidenta argentina califica de "parodia" referéndum en Malvinas

La presidenta argentina Cristina Kirchner calificó la noche de este martes de "parodia" al referéndum en las islas Malvinas, donde triun...

La presidenta argentina Cristina Kirchner calificó la noche de este martes de "parodia" al referéndum en las islas Malvinas, donde triunfó por abrumadora mayoría la decisión de seguir siendo territorio británico de ultramar pese a la disputa de soberanía con Buenos Aires.

"Lo que es importante hoy es la posición de Estados Unidos sobre esta suerte de parodia de referéndum. La portavoz del departamento de Estado dijo que seguían reconociendo que existe un conflicto de soberanía entre Argentina y Gran Bretaña", indicó en un acto en la Casa Rosada (gobierno).

Kirchner destacó que "la vocera Victoria Nuland precisó que lo que hicieron (los malvinenses) no varía la postura diplomática de Estados Unidos, que siempre ha alentado a resolver el diferendo por la vía diplomática del diálogo".

La posición a favor de que las islas sigan siendo territorio de ultramar de Gran Bretaña obtuvo el 99,8% de los votos, con sólo tres en contra, en una consulta de la que participó el 92% de los 1.672 electores isleños entre este domingo y lunes.

En el acto en la Casa de Gobierno, Kirchner agradeció además a "toda la oposición la postura monolítica frente a la cuestión Malvinas".

La mandataria había mantenido silencio en la jornada, en la que solo la embajadora en Londres, Alicia Castro, se había referido al tema.

El referéndum "es una maniobra mediática que refleja la debilidad de la posición" de Londres, señaló a la radio argentina FM Millenium Castro.

La diplomática sostuvo que el resultado de la consulta "expresa la opinión de alrededor de 1.600 ciudadanos británicos contra millones y millones de personas que reconocen la soberanía argentina" sobre las Malvinas.

El gobierno argentino había calificado al referéndum de ilegal y carente de sustento jurídico por considerar que la malvinense es una población implantada desde la ocupación en 1833 de esas islas del Atlántico sur por parte del Reino Unido.

"A diferencia de otros casos de colonizaciones, este referéndum no fue convocado por Naciones Unidas, ni cuenta con su aprobación o supervisión", afirmó Castro.

Argentina reclama por vía diplomática la soberanía sobre el archipiélago austral, luego de que en 1982 perdiera una guerra con el Reino Unido con un saldo de 649 argentinos y 255 británicos muertos.

El primer ministro británico, David Cameron, instó este martes a Argentina a "respetar" el resultado del referéndum.

"Los habitantes de las Falkland (nombre británico de las Malvinas) no podían hablar más claro. Quieren seguir siendo británicos y todo el mundo, incluida Argentina, debería respetar este punto de vista", dijo Cameron.

El primer ministro se mostró "encantado" con el resultado de la votación."Ellos son británicos y la ley británica los reconoce como tales, pero el territorio que habitan no lo es", afirmó por su parte la embajadora Castro.

Agregó que "Argentina no intenta cambiar su identidad y su modo de vida, pero hay un derecho que no tienen, que es a decidir sobre el destino de nuestro territorio o a resolver la controversia de soberanía".

En tanto, el exsenador de la opositora Unión Cívica Radical (UCR, socialdemócrata) Rodolfo Terragno consideró que el resultado del referéndum "le dio la razón a la Argentina", que debería llevar el resultado al Comité de Descolonización de la ONU.

"Desde ayer (lunes), Gran Bretaña no puede decir más que los habitantes de Malvinas son una tercera parte en el conflicto anglo-argentino", planteó el también exjefe de Gabinete del gobierno de Fernando de la Rúa (1999-2001).

Argentina reclama una negociación bilateral por la soberanía sobre las islas Malvinas, mientras que el Reino Unido plantea que los isleños tienen derecho de autodeterminación y que deberían participar de las negociaciones.

Según Terragno, los isleños admitieron en el referéndum "que no son un pueblo, que forman parte del pueblo británico, (es decir que) son parte del país que disputa las islas" por lo cual "los isleños no tienen derecho a decidir si ese suelo que pisan es del país de ellos o del nuestro".

La mayor parte de la prensa argentina coincidió este martes en resaltar como "previsible y obvio" el resultado de la consulta.