Temas Especiales

31 de Mar de 2020

Internacional

Preocupa alza de homicidios por pandillas en El Salvador

Las autoridades salvadoreñas confirmaron una tendencia al alza en el número de homicidios en el último mes, al tiempo que aumentan los a...

Las autoridades salvadoreñas confirmaron una tendencia al alza en el número de homicidios en el último mes, al tiempo que aumentan los ataques con arma de fuego en la zona con presencia delincuencial.

El Salvador cerró octubre con 239 asesinatos, con un promedio de 7,7 asesinatos diarios, mientras que a lo largo de noviembre hay registros de días con nueve, de acuerdo con cifras del Ministerio de Justicia y Seguridad.

El enfrentamiento entre pandilleros y la policía en el municipio de Mejicanos es uno de los últimos incidentes más visibles este fin de semana.

Dos miembros de la pandilla 18 fueron abatidos por la policía cuando intentaron extorsionar a un transportista de una línea de autobús, a quien habían amenazado previamente.

Mejicanos, en particular, está marcado por la peor masacre cometida por pandilleros de la 18 contra civiles, cuando calcinaron a 17 usuarios que iban a bordo de un autobús la noche del domingo 20 de junio de 2010.

El ministro de Justicia y Seguridad, Ricardo Perdomo, reconoció que también hay un incremento de riñas territoriales entre las pandillas en varias regiones de El Salvador.

Las pandillas rivales, particularmente la Mara Salvatrucha (MS-13) y la 18, pelean el control en los departamentos de La Unión, San Miguel y San Vicente, en el este del país.

Asimismo, las autoridades confirman que hay el reporte de al menos 870 personas en calidad de desaparecidas.

Aunque el ministro Perdomo argumenta que logran dar con el paradero de la mitad de desaparecidos, siempre hay un remanente cuyo rastro sigue siendo desconocido.

"De los desaparecidos denunciados, el 50 por ciento son encontrados en condiciones normales. Las denuncias pueden ser muchas, y algunos continuarán desaparecidos y otros aparecerán muertos", dijo Perdomo.

De acuerdo con la Policía Nacional Civil, la mayoría de la población reportada como desaparecida es femenina y su edad oscila entre los 13 y 20 años.

Las autoridades insisten en que las víctimas son miembros de pandillas o están relacionadas con ellos.

Pero este fin de semana, el Instituto de Medicina Legal reportó el hallazgo del cadáver de un sexagenario en una zona rural de Zacatecoluca, el ataque a un transportista en La Unión, la muerte de dos hombres en Ilopango -uno de los municipios declarados libres de violencia-, y el hallazgo de otro en Lourdes, así como el hallazgo de dos piernas mutiladas en ruta hacia el aeropuerto.

Desde hace un mes, los principales promotores de una tregua entre pandillas denunciaron que el mecanismo era frágil.

En marzo del año pasado, la pandilla 18 y Salvatrucha anunciaron el cese de la guerra territorial a través de una tregua que luego fueron extendiendo, pero que nunca involucró a la población, que siguió siendo blanco de la extorsión y otros hechos de violencia.

La tregua entre las pandillas ha sido clave para la reducción de los homicidios en el país, que en su mejor momento bajó de 14 a un promedio de seis diarios.

Pero los mediadores del pacto entre pandilleros consideran al cambio de mando en el Ministerio de Justicia y Seguridad como una de las causas de la fragilidad del acuerdo.