Temas Especiales

23 de Nov de 2020

Internacional

ONG advierte sobre educación y salud para niños discapacitados

La organización para la defensa de los derechos de los niños, Plan Internacional, publicó un informe en que asegura que a los infantes ...

La organización para la defensa de los derechos de los niños, Plan Internacional, publicó un informe en que asegura que a los infantes con discapacidad se les dificulta el correcto aprovechamiento de servicios de educación y salud en países en vías de desarrollo.

“Hay alrededor de 150 millones de niños con discapacidad en el mundo, que se enfrentan a muchas barreras y son discriminados cuando se trata de inclusión y participación. La mala salud y la falta de asistencia a la escuela son sólo dos de las consecuencias. Cuando se combinan, probablemente tendrán un impacto duradero", estima la asesora de Inclusión de Discapacidad de Plan, Iva Tanku.

El documento titulado "Inclúyenos" fue realizado en conjunto con la Escuela de Londres de Higiene y Medicina Tropical, en Inglaterra, y está basado en investigaciones con 1.4 millones de niños apadrinados de la ONG, en 30 países de Ámerica Latina, África y Asia.

Educación El estudio encontró que para los menores con discapacidad, la probabilidad de que no asistan a la escuela es 10 veces mayor que la de los niños sanos: "pareciera que estos niños están siendo excluidos como consecuencia de su discapacidad, con una falta de acceso a la educación en general". Además, el análisis afirma que incluso cuando estos infantes son incluidos en los planteles, "a menudo caen detrás de sus compañeros en las notas".

De acuerdo al informe, dentro de los países estudiados las tasas de inclusión para niños con discapacidades son más altas para los que tienen impedimentos de visión o audición, y más bajas para los que tienen dificultades físicas, de aprendizaje o de comunicación. Lo que según ellos, "sugiere que el nivel de exclusión al que se enfrentan los niños con discapacidad está relacionado con el tipo de impedimento".

Salud La investigación halló que los niños con discapacidades "tienen más probabilidades de haber sufrido una enfermedad grave en los últimos 12 meses, incluyendo la malaria y la malnutrición, que los niños sin discapacidades", y aunque la mayoría pueda recibir tratamiento, son ellos los que son menos propensos a adquirirlo.