Temas Especiales

04 de Apr de 2020

Internacional

Periódicos venezolanos en crisis por falta de papel

La escasez de productos en Venezuela tocó a los medios de comunicación. El retraso en la autorización de divisas para importaciones ha ...

La escasez de productos en Venezuela tocó a los medios de comunicación. El retraso en la autorización de divisas para importaciones ha provocado que desde septiembre de 2013, siete diarios hayan dejado de circular y actualmente 21 periódicos afronten problemas para adquirir el papel periódico.

El diario El País de España. recoge los resultados de un informe realizado por el Instituto de Prensa y Sociedad de Venezuela en el que reveló los primeros 15 días del 2014, unos 21 medios impresos "reportaron dificultades para adquirir papel periódico y demás insumos necesarios debido a las restricciones en la entrega de divisas". También informó que "desde el pasado mes de septiembre siete periódicos han dejado de circular. Tres de ellos -El Sol de Maturín (Estado Monagas), El Diario de Sucre (Estado Sucre), Antorcha (Estado Anzoátegui)- se mantenían fuera de circulación a mediados de enero y otros dos - El Oriental y La Verdad de Monagas- decidieron no imprimir los fines de semana".

El documento da cuenta que unos 14 medios impresos de la capital venezolana han reducido el número de sus páginas y eliminado suplementos y revistas de los fines de semana, para ahorrarse papel. La nota explica que "a finales del año pasado El Nacional anunció que su suplemento cultural Papel Literario solo podría leerse en la versión web. Para ahorrar papel El Correo del Caroní, del Estado Bolívar, ajustó su paginación y pasó de 32 a 8 hojas. Es el mismo caso de El Oriental del estado Monagas (de 32 a 8), de La Nación del Estado Táchira (de 36 a 8 páginas), de La Noticia y La Prensa del Estado Barinas (de 28 a 20 páginas) y de El Nuevo País de Caracas y Provincia del Estado Sucre (de 16 a 8 páginas)".

Las zonas que tienen un mayor número de medios afectados son cinco en la capital, Caracas; 4 en el estado de Monagas 4 en Ciudad Guyana.

Sin embargo, el documento destaca que los diarios Versión Final, en el estado de Zulia, fue adquirido por nuevos dueños y volvió a salir a circulación, igualmente el Diario de Frente, que suspendió sus publicaciones durante 3 días por la falta de insumos, desde octubre de 2013 está circulando.

Los diarios Nuevo Día, La mañana y El Falconiano, en el estado de Falcón y Panorama en Zulia, no tienen problemas con el papel periódico

La presión de los medios Ayer el diario El Nacional publicó en su portada solamente una carta abierta dirigida al mandatario Nicolás Maduro para solicitarle que autorice la liquidación de las divisas necesarias para la compra de papel de prensa.

Informaciones de la agencia EFE, revelaron que el presidente y editor de El Nacional, Miguel Henrique Otero, señala que C.A. Editora El Nacional cumple con "todos los requisitos" de la ley para la obtención de los más de 3,8 millones de dólares que necesita para comprar papel destinado tanto al diario como a las revistas del grupo, sin que la Administración le haya liquidado los fondos ni respondido a la solicitud.

Representantes de diversos medios achacan esta escasez al intento por parte del Gobierno de "silenciar" voces críticas, acusación negada el lunes pasado por la diputada oficialista Tania Díaz, vicepresidenta de la comisión parlamentaria de Medios de Comunicación. Citando las últimas cifras disponibles a octubre del año pasado, Díaz sostuvo que Cadivi había liquidado alrededor del 70 % de las solicitudes para divisas hechas por los diarios y las empresas importadoras de papel.

El diputado chavista Julio Chávez, miembro de la Comisión de Medios de la Asamblea, acusó esta semana a "distribuidoras e intermediarios", que no identificó, de revender el papel a un precio especulativo basado en el cambio del ilegal mercado paralelo venezolano, asegurando que este año se importó más papel que en el año precedente.

La relación entre el Gobierno y los diarios críticos con sus políticas tiene un largo historial de choques dialécticos, apertura de expedientes judiciales y multas bajo el argumento, por ejemplo, de inducir a la "zozobra" por informar sobre actos policiales o de una supuesta escasez de gasolina