Panamá,25º

21 de Jan de 2020

América

Mayoría demócrata del Senado en riesgo

WASHINGTON. La reforma sanitaria y otros grandes planes del Gobierno de EEUU peligran si el estado de Massachusetts elige hoy a un repub...

WASHINGTON. La reforma sanitaria y otros grandes planes del Gobierno de EEUU peligran si el estado de Massachusetts elige hoy a un republicano para cubrir el escaño del senador Ted Kennedy, lo que quebraría la mayoría demócrata en la Cámara Alta.

De esta manera, el futuro de la reforma de salud descansa en el asiento que ocupó durante décadas el legendario senador, fallecido el pasado agosto, y que fue paradójicamente uno de los principales impulsores de esta iniciativa.

El presidente estadounidense, Barack Obama, se ha implicado personalmente en la campaña crucial de Massachusetts. Si los votantes de este estado eligen al candidato republicano Scott Brown en lugar de su contendiente, Martha Coakley, los demócratas perderán el nivel de los 60 escaños que necesitan para aprobar leyes en el Senado sin temer el veto de los republicanos.

REFORMA DE SALUD

En la actualidad, los legisladores de EEUU trabajan en la dura tarea de armonizar las dos versiones de la reforma sanitaria que aprobó la Cámara de Representantes y el Senado a finales del año pasado.

Si pierden los 60 escaños, los demócratas se verán obligados a ceder a las exigencias de los republicanos y descafeinar aún más el proyecto de reforma, del que ya se eliminaron algunos elementos importantes, como la creación de un seguro de salud público.

“Muchas iniciativas legales van a depender de un solo voto en el Senado de EEUU”, dijo Obama a los votantes de Massachusetts en un mitin electoral el domingo, consciente de que la reforma del sistema de salud y otras de sus promesas electorales podrían quedar trabadas en la cámara alta si pierden estas elecciones.

El segundo senador que representa a este estado en la cámara alta, el demócrata John Kerry, fue más allá, al afirmar que las elecciones de hoy “van a determinar cómo queda establecido el equilibrio de poder” en Estados Unidos.

LAS ENCUESTAS

Las encuestas no son muy halagüeñas para los demócratas, pues la mayoría apunta que Brown supera en intención de voto a Coakley, con una diferencia de entre cinco y diez puntos. Se trata de una situación extraña para un estado profundamente liberal que no ha votado por un senador republicano desde 1972.

Una victoria republicana, independiente del efecto en la mayoría del Senado, sentaría un mal precedente para los demócratas de cara a las elecciones legislativas del próximo noviembre.