Temas Especiales

09 de Apr de 2020

América

Nueva polémica en Argentina

AIRES.NOS AIRES. Un funcionario del Registro Civil de la provincia de Entre Ríos (noreste) planteó objeción de conciencia al anticipar ...

AIRES.NOS AIRES. Un funcionario del Registro Civil de la provincia de Entre Ríos (noreste) planteó objeción de conciencia al anticipar su rechazo a celebrar casamientos entre homosexuales a días de entrar en vigencia la ley aprobada en Argentina el jueves último.

‘Por una razón de conciencia veo posible no hacerlo, la ley no me obliga a casarlos y calculo que se van a producir más casos como éste’, dijo Alberto Arias, director de la repartición.

Entre dos personas del mismo sexo ‘no hay matrimonio’, sostuvo Arias en declaraciones al canal de televisión TN.

El funcionario explicó además que es ‘abogado canónico’ de la influyente Iglesia católica, el culto mayoritario del país.

Su planteo se suma a otro similar hecho público días atrás por Marta Covella, jueza de Paz de General Pico (al sur de Buenos Aires), quien anticipó que no oficiará matrimonios entre homosexuales porque es contrario a sus ‘principios cristianos’.

‘Que me acusen de lo que quieran. Dios me dice una cosa y yo la voy a obedecer a rajatabla, aunque me cueste el puesto y aunque me cueste la vida porque primero está lo que Dios me dice’, había dicho la jueza sobre las bodas homosexuales.

El próximo 13 de agosto se celebrará en Buenos Aires la boda entre dos hombres que llevan 34 años de convivencia, en lo que será el primer matrimonio avalado por la ley aprobada el jueves.

La presidenta argentina, Cristina Kirchner, promulgará la norma el miércoles en un acto al que fueron invitadas organizaciones sociales que representan a homosexuales, principales impulsoras de la nueva ley.

La Iglesia católica definió a la ley como ‘un proyecto del demonio’ y desplegó una fuerte campaña de rechazo que incluyó una multitudinaria protesta ante el Congreso antes de la votación.