Temas Especiales

05 de Mar de 2021

América

‘Soy minero de corazón, eso se lleva en la sangre’, Alex Vega

PANAMÁ. ‘La experiencia en la mina fue muy provechosa’, todo esto es increíble, expresó aliviado por el fin del calvario Juan Illanes, d...

PANAMÁ. ‘La experiencia en la mina fue muy provechosa’, todo esto es increíble, expresó aliviado por el fin del calvario Juan Illanes, de 52 años, y uno de los tres mineros_los otros son Edison Peña y el boliviano Carlos Mamani_ que fueron dados de alta ayer.

Por tanto, los mineros son otro ejemplo de cómo a toda experiencia negativa se le saca el lado positivo, pues así es la vida: una dura carrera donde se aprende a base de golpes.

Illanes, protegido con las gafas de sol, supo mantener en todo momento la firmeza ante las hordas de periodistas que mataban por las declaraciones y las imágenes de estos héroes. Sin embargo, de momento, los medios se han quedado con el dulce en la boca porque los mineros acordaron silenciar los detalles de su odisea para poder dividirse equitativamente los beneficios de su súbito estrellato.

‘Recuerdo la pesadilla que sufrimos los primeros 17 días y cómo comenzó a cambiar, sobre todo, sabiendo el tremendo apoyo externo que teníamos en el campamento Esperanza’, agregó.

Poco a poco fueron viendo la luz e Illanes jamás olvidará su 52 cumpleaños bajo tierra. No hubo tartas ni velas, pero sí atún. Su colega, Luis Urzúa, jefe del turno, se encargaba del estricto racionamiento de los alimentos, el cual permitió a los mineros sobrevivir hasta que llegó ayuda. Tan sólo disponían de 10 latas de atún y una nueva soda: agua con sabor a petróleo, la cual era el sustitutivo de la leche en polvo que no tenían porque estaba vencida.

No obstante, Illanes junto con su compañero Mario Sepúlveda, alias ‘el periodista’, extrajeron en este cumpleaños bajo tierra con atún como menú de degustación y agua petrolífera, el máximo jugo posible al día. De hecho, estos dos héroes eran los que siempre sacaban una sonrisa a sus compañeros con sus dosis de optimismo y simpatía.

Por otro lado, olvidando un poco los detalles del cumpleaños, los periodistas, ansiosos por adornar sus reportajes, entraron en temas calientes y le preguntaron a éste si tras esta experiencia, estaría dispuesto a volver a la mina. Illanes, un hombre humilde y procedente del barrio más peligroso, marginal y paupérrimo de Copiapó, Juan Pablo II, respondió con toda sinceridad que si no le quedaba otro remedio, volvería a la mina. ‘Si tengo que subsistir, lo haré. Pero si puedo vivir de otra cosa, lo dejaré. Esto es demasiado duro’, declaró, y aprovechó para reivindicar las condiciones precarias de este gremio en Chile. ‘Teníamos que pasar algo así, para mostrar cómo trabajan los mineros’, manifestó. No obstante, Illanes ahora quiere estar tranquilo, tomarse un tiempo de descanso y en ese ínterin, cumplir su sueño: ir a Miami.

MINEROS DE CORAZÓN

Retomando una posible vuelta a su trabajo, los periodistas se hallaron sorprendidos al ver cómo algunos de los mineros no tenían reparo alguno en volver a las minas. ‘Yo quiero volver a la mina. Soy minero de corazón. Uno esto lo trae en la sangre’, afirmó el minero Alex Vega. Y su colega Osmán Araya aseguró que no había nada que temer en volver a la minería. ‘Tenemos que seguir trabajando nomás. Es parte de nuestro oficio’, manifestó.

Al menos, de lo que no cabe duda es que tanto Illanes como sus otros compañeros van a conseguir todas las metas que se propongan, pues han dado al mundo una lección de fortaleza, convertiéndose así en los nuevos referentes para cientos de miles de personas.

‘QUIERO HOT DOGS’

Ni un buen filete de ternera con papas fritas ni un sabroso pescado a la plancha con vegetales y puré de patata figuraban en el menú de Edison Peña, el primer minero en llegar a su casa. Lo que realmente añoró en este tiempo bajo tierra, además de su familia, fueron los hot dogs y así lo recibió su familia. ‘Teníamos la comida que él quería comer, completos, hot dogs, que echaba tanto de menos’, comunicó a Reuters Rafael Peña, hermano del héroe Edison Peña.

Por su parte, Edison no pudo contener la euforia que llevaba por dentro y la ilusión que le había hecho un detalle tan simple como un perrito caliente. Sin duda, la humildad de estos hombres también es un ejemplo, además de su tremenda fortaleza. ‘Yo creía que no iba a volver y por eso estoy super loco con este recibimiento. Muchas gracias por creer que estamos vivos. Nosotros no somos artistas, somos gente común y corriente’, expresó a los periodistas.

Dada la emoción de Peña y el deseo de estar por fin con su familia, no habló mucho más con los periodistas, pero sí quiso resaltar cómo la fe le ayudó a sobrevivir en aquel infierno a 700 metros bajo tierra. ‘Todas las oraciones de la gente me daban más coraje para seguir adelante y no esperar durmiendo a que nos rescataran. Siempre tuvimos fuerza’, concluyó.

EL ‘DON JUAN’

El mundo clava su mirada en la historia del héroe mujeriego, Johnny Barrios. Quizá muchos no sólo lo considerarán un héroe por haber resistido en el subsuelo, sino también por ser dueño de tres mujeres. Sí, se ha descubierto que además de la amante, Susana Valenzuela, la cual fue a recibirle, tiene otra mujer escondida de 25 años, así lo confirmó Valenzuela en una entrevista a una radio colombiana.

Parece que el ‘Don Juan’ tiene que probar de todo y ahora le van las más jovencitas. Aunque, tiemblen mujeres de Chile porque ‘El Johnny’ con la fama que está teniendo, atacará todavía más agresivo. A su amante le espera una dura batalla que combatir y ella asegura que peleará con las que quieran arrebatárselo. Sin duda, lágrimas de sudor le caerán en más de una ocasión. Aunque... lo más triste es que al final de la fila se encuentra su mujer, Marta Salinas.

Ahora bien, esperemos que los jóvenes del mundo tomen como ejemplo sólo su fortaleza porque, de lo contrario, sólo cabe decir: Oh my God!

EL FUTURO INCIERTO

La mina San José ha sido el escenario del milagro de los 33 mineros que sobrevivieron bajo tierra. Sin embargo, a diferencia de los protagonistas, se desconoce qué va a pasar con ella.

De momento, a corto y medio plazo, la actividad de la mina está descartada.

Por su parte, el presidente chileno, Sebastián Piñera, anunció que en el llamado ‘campamento Esperanza’ será erigido un monumento para que las futuras generaciones recuerden la epopeya del rescate. Está claro, que Copiapó va a ser el lugar más turístico de Chile en los próximos años. La gente no tardará mucho en subir a Facebook sus fotos en el campamento.

‘Este campamento ‘Esperanza’ va a reflejar la esperanza de los chilenos en el futuro. Vamos a construir un memorial para que esta verdadera hazaña que han realizado los mineros y sus familiares se mantenga y nos guíe en el futuro’, declaró el mandatario.

Eso sí, Piñera subrayó que lo primordial ahora es mejorar la seguridad, tanto de San José como de otras minas, para garantizar que la vida y la seguridad de sus trabajadores están resguardadas. ‘Un país que quiera ser desarrollado debe cuidar a sus trabajadores, que merecen una protección que muchas veces en el pasado no han tenido’, aseguró.

Por otro lado, de los tres sondeos realizados para rescatar a los mineros también se extraído nuevas informaciones geológicas. Y ya se han extendido los rumores sobre la existencia de una supuesta veta rica en oro y cobre, encontrada durante las labores de perforación.

‘Se dice que los sondajes realizados descubrieron una veta muy rica y, por lo tanto, podría significar que en vez de estar quebrada esta empresa, este incidente hubiera transformado a estas personas en multimillonarias’, afirmó el profesor Gustavo Lagos de la Universidad Católica. No obstante, según éste, ‘hay que ir despacio y confirmar estas hipótesis sobre rumores’.