Temas Especiales

14 de May de 2021

América

Violenta manifestación de mineros asedió casa de Gobierno en La Paz

BOLIVIA. Policías y trabajadores mineros chocaron ayer, miércoles, con piedras, fulminantes de dinamita y gases lacrimógenos, a una cuad...

BOLIVIA. Policías y trabajadores mineros chocaron ayer, miércoles, con piedras, fulminantes de dinamita y gases lacrimógenos, a una cuadra del despacho del presidente de Bolivia, Evo Morales, sin dejar víctimas ni lesionados, informó un jefe policial.

‘Los mineros han tratado de entrar a la Plaza Murillo’, en el corazón de La Paz, donde el gobernante tiene sus oficinas, en medio de reclamos laborales por aumentos salariales, dijo a la AFP el subcomandante de la Policía, coronel Jorge Santiesteban. ‘No tenemos reporte de heridos’, acotó la autoridad policial, tras versiones de que habían uniformados y civiles heridos.

Los incidentes se registraron en medio de una masiva marcha que protagonizaron trabajadores privados, mineros, profesores y empleados de la salud que exigen al gobierno un aumento general de salarios superior al 10% ofrecido por el presidente Morales a militares, policías, sanitarios y maestros. La unitaria Central Obrera Boliviana (COB), cuya cúpula fue aliada del gobernante izquierdista Morales, impulsa las protestas.

Los mineros, la columna radical de la marcha, intentó a mediodía ingresar a la Plaza de Armas con el uso de fulminantes de dinamita, piedras, palos y petardos, pero los policías respondieron con bombardas lacrimógenas y un carro antidisturbios que aplacó los ánimos con chorros de agua.

El uso de los fulminantes de dinamita sembró pánico entre los peatones y colapsó el tráfico vehicular durante varias horas, mientras las oficinas públicas y privadas cerraron momentáneamente sus puertas para evitar eventuales saqueos. El gobierno negó la posibilidad de mejorar su oferta hecha.