18 de Ago de 2022

América

EEUU: recorte y giro en Defensa

WASHINGTON.. En una de las medidas más audaces de su gestión, que supone un giro rotundo en la política de Defensa de Estados Unidos, Ba...

WASHINGTON.. En una de las medidas más audaces de su gestión, que supone un giro rotundo en la política de Defensa de Estados Unidos, Barack Obama anunció un cambio de estrategia que incluye: reducir la cantidad de tropas y el gasto militar, reorientar los objetivos con la intención de reforzar la presencia en la zona del Pacífico y transformar el Ejército en una fuerza más ágil, flexible y con mejor armamento y tecnología.

De esta manera, el Ejército tendrá hasta 80,000 soldados menos e intentará evitar nuevas guerras largas o en solitario. El Pentágono tiene que cortar al menos 450,000 millones de dólares en gasto en la próxima década, según el acuerdo del Congreso para reducir el déficit público.

El anuncio, realizado en la misma sede del Departamento de Defensa, marca un punto de inflexión en la política de seguridad de Estados Unidos después de una década de guerras.

Los particulares se publicarán en las próximas semanas, pero la Administración demócrata calcula que pasará de los 570,000 soldados actuales a 490,000, un nivel parecido al que tenía el ejército antes del 11-S.

PASAR PÁGINA

‘Estamos pasando página de una década de guerra’, anunció Obama.

Y agregó, en un intento de adelantarse a posibles críticas: ‘Algunos dirán que las reducciones del gasto son demasiado grandes; otros, que son demasiado pequeñas. Pero animo a recordar lo que dijo una vez el presidente Eisenhower, que ’cada propuesta debe ser medida según la necesidad de mantener el equilibrio con los programas nacionales’. Después de una década de guerra, mientras reconstruimos nuestras fuerzas, en casa y fuera de ella, ha llegado el momento de restaurar ese equilibrio’.

Durante su conferencia, que no incluyó un espacio para preguntas de los periodistas, Obama se dedicó a explicar los alcances del recorte y fundamentarlo. También a anticiparse a las reacciones que pudieran surgir.

‘Nuestro Ejército será más reducido, pero el mundo debe de saber que EEUU va a mantener su superioridad militar con unas fuerzas armadas que serán ágiles, flexibles y listas para hacer frente a una amplia gama de contingencias y amenazas’, aseguró Obama.

De esta manera, en un doble movimiento, respondió también a las críticas de varios congresistas de la oposición que consideran que es un paso atrás en el predominio militar norteamericano. Por eso el secretario de Defensa, León Panetta, aclaró: ‘Tenemos la capacidad de combatir a más de un adversario al mismo tiempo’. Lo que no tienen es intención de repetir experiencias como la de Irak y Afganistán.