Temas Especiales

31 de May de 2020

América

Oficialismo resiste embistes

VENEZUELA. Utilizando los nuevos esquemas de la comunicación, tales como redes sociales, reproductores de video y teléfonos inteligentes...

VENEZUELA. Utilizando los nuevos esquemas de la comunicación, tales como redes sociales, reproductores de video y teléfonos inteligentes, la llamada ‘Guerra de la cuarta generación’, comenzó a promover en twitter un paro cívico en Venezuela, como parte de la ‘guerra psicológica que ha denunciado el gobierno del presidente Hugo Chávez’, convirtiendo la etiqueta #GranParoCívicoNacional en la tendencia más comentada en el país en los últimos días.

Esta convovatoria ha generado reacciones, algunas a favor y otras en contra, incluso, desde otras fronteras.

REACCIÓN DE MADURO

El vicepresidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo que la oposición al presidente Hugo Chávez recibirá una ‘lección histórica’ si concreta la huelga nacional que un sector supuestamente está convocando a partir del próximo jueves.

El presunto ‘paro cívico nacional’, convocado a través de las redes sociales por opositores residentes en Estados Unidos, ‘fracasará como sucedió’ con la huelga que hace diez años y durante 63 días mantuvo la oposición para presionar la renuncia de Chávez, remarcó Maduro en declaraciones a periodistas.

‘Van a salir derrotados nuevamente.

Si la oposición, la derecha, está llamando a un nuevo paro cívico nacional a partir del 10 de enero, nuestro país les va a responder con trabajo y más trabajo; la respuesta de nuestra clase obrera será trabajar, luchar y a la calle; la respuesta será millones de niños en las escuelas’, subrayó.

El vicepresidente, encargado del Gobierno debido a que Chávez convalece en Cuba de una intervención quirúrgica por el cáncer que padece, dijo que opositores en Miami ‘empezaron con vídeos a llamar al paro cívico’ porque ‘están enloquecidos’.

‘Están acercándose a lo que hemos llamado la hora loca (...) Al tribunal supremo mediático de la derecha, que le gusta manipular con mentiras, le decimos: cojan mínimo y dejen esa llamadera a paro cívico, porque este pueblo les va a dar una lección histórica superior a la de hace diez años’, insistió.

El presunto ‘paro cívico nacional’ será en rechazo a que Maduro siga como vicepresidente del país a partir del próximo 10 de enero, cuando comienza el período presidencial 2013-2019 que Chávez ganó en las elecciones del pasado 7 de octubre.

Maduro exhortó a los seguidores del Gobierno a ‘aprender a combatir en todas las instancias a esta derecha’ que evidencia, remarcó, ‘ignorancia suprema de la Constitución y maldad’.

El vicepresidente repitió que pese a su enfermedad, Chávez ‘está en uso absoluto y en desarrollo de todas sus funciones como presidente’ y que su asunción el próximo jueves para el período 2013-2019 es un ‘formalismo’ que cumplirá cuando regrese.

La MUD sostiene a su vez que Maduro usurpará las funciones presidenciales si el Ejecutivo no queda desde el jueves en poder del presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, en caso de que Chávez no pueda jurar ese día.

DIFERENCIAS EN EL CHAVISMO

Un líder de la oposición de Venezuela aseguró que se están gestando conflictos al interior del partido gobernante y que esas supuestas diferencias entre los allegados al presidente Hugo Chávez los han llevado a tratar de aplazar la juramentación del gobernante socialista que ganó la reelección.

El diputado opositor Julio Borges dijo durante una conferencia de prensa que existe una rivalidad camuflada entre el vicepresidente Nicolás Maduro y el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, y que ésta estaba detrás de las declaraciones de ambos que la ceremonia de toma de posesión de Chávez podría posponerse si fuera necesario.

Líderes de la oposición han argumentado que la toma de posesión debe ser el 10 de enero, cuando concluye un periodo presidencial y otro inicia.

Han solicitado más información sobre el estado de salud de Chávez y han manifestado que si el mandatario no puede regresar a Caracas para el jueves, el presidente de la Asamblea Nacional debe asumir el cargo provisionalmente.

Pero la procuradora general Cilia Flores rechazó la postura de los líderes de la oposición y en una entrevista con la cadena de televisión Telesur dijo: ‘Aquí tenemos a un presidente que fue reelecto, que está en posesión del cargo, incluso, ya el presidente tiene su banda presidencial’.

Flores, que fue de los funcionarios que hace poco se reunió con Chávez en Cuba, respaldó los argumentos de Maduro y Cabello de que la fecha establecida en la Constitución para que el presidente asuma el cargo no es una fecha límite en este caso.