Temas Especiales

19 de Oct de 2020

América

Tiroteo reavivó el control de armas

WASHINGTON. La mortal balacera ocurrida en el corazón de la capital de Estados Unidos reavivó el debate sobre el control de armas, pero ...

WASHINGTON. La mortal balacera ocurrida en el corazón de la capital de Estados Unidos reavivó el debate sobre el control de armas, pero no es posible saber por el momento si lo hará a nivel legislativo, donde los proyectos de ley en ese sentido han caído en la congeladora por la oposición de los que defienden el derecho de estar armados.

La Casa Blanca criticó ayer a los legisladores que se oponen a la legislación para reforzar las leyes de control de armas y dijo que el presidente Barack Obama sigue impulsando esa causa.

El secretario de prensa de la Casa Blanca, Jay Carney, dijo que los legisladores que se oponen a la verificación de antecedentes para la venta de armas están escuchando las voces de algunos intereses especiales en lugar de prestar un servicio a sus electores.

Aunque algunos demócratas votaron en abril contra una medida que habría requerido la verificación de antecedentes para las ventas en línea y en ferias de armas, Carney dijo que el problema radica ‘abrumadoramente’ en el Partido Republicano.

Incluso después de una condena nacional tras la matanza de Connecticut donde cuando un hombre armado mató a tiros a 20 niños y seis adultos en una escuela, el presidente Obama no fue capaz de obtener apoyo de legisladores para cambios sustanciales.

NUNCA ES SUFICIENTE

La legisladora demócrata Dianne Feinstein, una de las principales defensoras de la legislación del control de armas en el Senado, se preguntó que cuándo iba a ser suficiente para que se reanude el en un comunicado por escrito.

‘¿Cuándo será suficiente?,

El Congreso debe dejar de eludir sus responsabilidades y reanudar un debate serio sobre la violencia contra las armas en este país. Debemos hacer más para poner fin a esta interminable pérdida de vidas’, declaró Feinstein.

Por su parte, las personas de ambos bandos del debate ofrecieron sus condolencias a las víctimas del ataque.

Un Obama desalentado lamentó el fallecimiento de las víctimas en un mensaje que dio desde la Casa Blanca. ‘Estamos enfrentando otra balacera masiva, y sucedió en una instalación militar en la capital de nuestro país’, dijo el presidente. ‘Es una balacera que tuvo como objetivo nuestro personal civil y militar. Ellos son hombres y mujeres que van a trabajar, que hacen el trabajo de protegernos. Son patriotas y conocen los peligros de servir en el extranjero, pero hoy ellos enfrentan violencia inimaginable que no hubieran esperado en casa’, declaró.

Por último, el Cardinal Donald Wuerl acompañado de los párrocos en la Catedral de San Mateo celebraron ayer la misa por las víctimas. ‘Las muertes de las víctimas son un recordatorio que no sabemos cuándo nos llegará el fin’, expresó Wuerl. Éste recalcó que el amor es una de las únicas vías que puede conquistar la violencia.