Temas Especiales

21 de Apr de 2021

América

Sindicatos y gobierno a diálogo tras la huelga

Los manifestantes exigieron al gobierno derogar la Ley de Alianza Público Privada, mejoras para el sector agrario y el incremento...

Miles de campesinos y sindicalistas paraguayos marcharon ayer por una reforma agraria, aumentos salariales y contra iniciativas privatizadoras del gobierno de Horacio Cartes, durante la primera huelga general contra su administración.

Los trabajadores de siete centrales sindicales formaron piquetes en los principales accesos a Asunción para impedir el ingreso de vehículos del transporte público, mientras los ciudadanos se las ingeniaban para llegar a sus lugares de trabajo en bicicletas, motos, automóviles y camionetas.

Los sindicalistas reclamaban un aumento salarial del 25%, contra el 10% que otorgó el gobierno. También exigieron la derogación de la ley de Alianza Público Privada (APP), que faculta al Ejecutivo a contratar empresas para obras de infraestructura y que ellos ven como una acción privatizadora.

El gobierno de Cartes, en el poder desde hace siete meses, desplegó un amplio dispositivo policial y las fuerzas del orden informaron de la detención de cinco personas portando objetos contundentes, aunque portavoces del gobierno calificaron la jornada de ‘tranquila’.

El vicepresidente de Paraguay, Juan Afara, hizo una invitación pública a los huelguistas y campesinos ‘a montar una mesa de trabajo para analizar sus reivindicaciones’.

La huelga coincidió con la vigésimo primera Marcha Campesina, tradicional movilización anual en Asunción de los labriegos, a favor de una reforma agraria integral.

En ese marco, unos 10,000 campesinos de la Federación Campesina marcharon por las calles de la capital y se concentraron frente al Congreso con pancartas y consignas.

‘Los campesinos enfrentaron muchas dificultades para llegar a Asunción por culpa de la policía, pero nuestros compañeros se plantaron y todos pudieron llegar’, indicó a la prensa Carolina Villalba, secretaria general de la Federación Nacional Campesina (FNC).

Un 80% de los choferes, según Miguel Zayas, secretario general de la Federación de Trabajadores del Transporte, y un 15% de los planteles de educación pública, según portavoces del gobierno , acató la huelga.

SINDICATOS, AL DIÁLOGO

Al cierre de la protesta se conoció que los sindicatos acordaron asistir a la mesa de diálogo propuesta por el gobierno de Cartes, según declaraciones del dirigente Aldo Snead publicadas en el portal web del diario paraguayo Última Hora. ‘Este es el momento para ponernos de pie para plantear situaciones coherentes’, resaltó Snead.