Temas Especiales

12 de Aug de 2020

América

Piñera vivió un momento incómodo durante las primarias en Chile

El político conservador continuó tranquilamente cumpliendo el trámite

Piñera vivió un momento incómodo durante las primarias en Chile
El ex presidente chileno y precandidato del partido Chile Vamos, Sebastián Piñera, emite su voto en un centro electoral en Santiago.

El expresidente de Chile y aspirante a un nuevo mandato Sebastián Piñera vivió hoy un momento incómodo cuando un vocal se negó a saludarlo al votar en las primarias presidenciales que se celebran en el país austral.

Piñera, que busca ser el candidato de la derechista coalición Chile Vamos llegó a la escuela República de Alemania, en Santiago Centro, y al ingresar a la sala donde estaba su mesa saludó a los responsables del proceso, pero uno de ellos lo dejó con la mano extendida.

El político conservador continuó tranquilamente cumpliendo el trámite y llamó a los chilenos a "levantarse e ir a votar", absteniéndose de hacer alguna proyección de resultados. "Es importante que la voz de los chilenos se escuche fuerte y clara", se limitó a decir el exmandatario (2010-2014), que además criticó al actual Gobierno, presidido por Michelle Bachelet, por su actitud "indiferente" respecto del proceso e indicó el Ejecutivo debió promover las primarias "de otra forma".

Más temprano, la portavoz de La Moneda, Paula Narváez, sostuvo ante preguntas similares que "no hay espacio para la autocrítica", puntualizando que el Ejecutivo ha cumplido sus responsabilidades en el proceso, que por primera vez incluyó el voto de los chilenos residentes en el exterior.

El senador Manuel José Ossandón, que busca también la candidatura de la derecha en las presidenciales y ha librado duros enfrentamientos con Piñera, afirmó tras votar en Puente Alto, un municipio aledaño a Santiago del que fue alcalde, que "ha sido duro pero esa es la política, cuando uno está contra los poderes grandes, obviamente le pegan duro". "Vamos a demostrar a Chile que la política no será más manejada por el dinero y se acabará la corrupción, y que los negocios se eliminan de la política", apostilló Ossandón.

El diputado Felipe Kast, el tercer precandidato de la derecha, fue más conciliador, al llamar a la unidad del sector y comprometerse, si pierde hoy, a apoyar al ganador en las presidenciales de noviembre.

En el izquierdista Frente Amplio, el sociólogo Alberto Mayol se mostró optimista sobre el futuro del conglomerado, que debuta como tal en esta jornada. "Estamos construyendo el Frente Amplio, es una nueva fuerza política que en muy pocos meses ha logrado entrar a la primera división de la política chilena, de una manera completamente distinta a otras fuerzas", aseveró.

Su contendiente, la periodista Beatriz Sánchez, declaró en tanto que espera que "Chile gane doble, en el fútbol y con el Frente Amplio, con Sánchez a la delantera".

No obstante, "si pierdo la primaria, seré la primera en ponerme a disposición de Alberto y del Frente Amplio", matizó.

Por desacuerdos entre los partidos que la integran, la oficialista coalición Nueva Mayoría no participa en las primarias y tiene dos candidatos a las presidenciales de noviembre: el senador independiente Alejandro Guillier y la senadora Carolina Goic, abanderada de la Democracia Cristiana.

En tanto, el Servicio Electoral (Servel) informó que hacia el mediodía local (16.00 GMT) estaban instaladas en el país 13.609 mesas de votación, el 94,98 % de las 14.328 que deben constituirse.

En el exterior, por otra parte, estaban instaladas 112 de un total de 117 mesas distribuidas en 54 países, equivalentes al 95,73 por ciento. Un total de 44.288 vocales están a cargo de las mesas, aunque la policía informó de la detención de diez personas que se negaron a cumplir esa labor.