14 de Ago de 2022

América

Trump se distancia de Cuba y abandona el  legado de Obama

La administración de de Donald Trump ha incrementado las restricciones para los estadounidenses que piensen viajar a la isla caribeña

Trump se distancia de Cuba y abandona el  legado de Obama
Donald Trump amenazó con romper relaciones diplomáticas con Cuba el pasado mes de junio.

Tal cual se venía venir, la administración de Donald Trump ha dado marcha atrás al acercamiento que emprendió el expresidente Barack Obama entre Estados Unidos (EEUU) y Cuba, el último retroceso fue la reciente retirada del 60% de personal  que labora en la embajada estadounidense de La Habana.


Las amenazas de una ruptura definitiva parecía que se harían efectivas cuando en junio de este año, según registró The Wall Street Journal, el presidente Trump aseguró que “cancelaría” el acuerdo de acercamiento entre ambas naciones.


Si bien no hubo una cancelación total, Trump si reforzó las restricciones existentes para aquellos  ciudadanos estadounidenses que quieren visitar la isla,  afectando principalmente al sector turistíco, si bien dicha restricción  no fue levantada durante la administración de Obama,  si había sido relajada, según indica el diario Newsweek.


A su vez aquellos estadounidenses que obtienen un permiso para estudiar en Cuba serán objeto de un nuevo reglamento que busca asegurarse que no van a la isla por motivos turísticos, de acuerdo al periódico The New York Times.


Las compañías que quieran realizar negocios en la isla con empresas controladas por el Estado cubano también se han visto afectadas con las nuevas restricciones de la administración Trump.


En 2016 producto de la relajación que emprendió el gobierno de Obama unos 284 mil estadounidenses viajaron a la isla, un incremento del 74% con respecto a 2015, informa Telesur.


En la 72ª sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, Trump anunció que dará continuidad al bloqueo comercial que mantiene Washington sobre Cuba. En su discurso ante la ONU calificó de “corrupto y desestabilizador” al Gobierno de Cuba, indica la agencia EFE.


El más reciente suceso aconteció la semana pasada cuando Washington decidió retirar al 60% del personal que labora en su embajada en la isla caribeña. La acción fue tomada a raíz de una serie de incidentes aún sin esclarecer que afectaron a 21 diplomáticos estadounidenses.


Los incidentes también dieron lugar el 26 de septiembre a una reunión entre el Secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, y el canciller cubano, Bruno Rodríguez, de la que informó la agencia Xinhua.


A raíz de estos extraños hechos, el Departamento de Estado de EEUU emitió la semana pasada un comunicado de advertencia a los  ciudadanos que tuvieran intención de viajar a Cuba.


Ante estos recientes eventos el exilio cubano ha dado muestras de apoyo a la nueva política estadounidense sobre la isla caribeña.