La Estrella de Panamá
Panamá,25º

22 de Oct de 2019

América

Peña Nieto exige a Trump no dirigir su "frustración" hacia mexicanos

Trump ordenó el despliegue de la Guardia Nacional en la frontera común de 3.200 kilómetros para combatir con más eficacia la inmigración ilegal

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto.

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, exigió hoy jueves a su similar estadounidense, Donald Trump, no dirigir su "frustración por asuntos de política interna" hacia los mexicanos.

"Si sus recientes declaraciones derivan de una frustración por asuntos de política interna, de sus leyes o de su Congreso, diríjase a ellos, no a los mexicanos. No vamos a permitir que la retórica negativa defina nuestras acciones", expresó.

Trump ordenó el miércoles el despliegue de la Guardia Nacional en la frontera común de 3.200 kilómetros para combatir con más eficacia la inmigración ilegal, en tanto se concluye la construcción del muro que propuso.

Peña Nieto señaló que "se trata de una relación (México-EEUU) intensa y dinámica, que naturalmente también nos presenta retos. Pero estos desafíos nunca justificarán actitudes amenazantes y faltas de respeto entre nuestros países".

En un mensaje dirigido a su homólogo estadounidense, Peña Nieto señaló que México está dispuesto a negociar sin miedo y "siempre partiendo de la base del respeto mutuo".

"No tendremos miedo a negociar, pero nunca vamos a negociar con miedo. Estamos convencidos de que poniéndonos de acuerdo como amigos, socios y buenos vecinos, a ambos países nos va ir mucho mejor que confrontándonos", agregó.

Reiteró el interés de México por mantener la relación bilateral desde "una visión constructiva y abierta" para "superar diferencias, enfrentar retos comunes y alcanzar acuerdos".

"Los esfuerzos del gobierno de México se han dirigido a construir una relación institucional, de respeto mutuo y beneficio para ambas naciones", dijo el mandatario en un mensaje transmitido en redes sociales.

"Por eso, hemos avanzado en las negociaciones para modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, con el objetivo de mejorar la competitividad de la región y crear en ella más y mejores empleos", agregó.

El presidente mexicano se refirió también a los esfuerzos para combatir el crimen organizado.

"En ningún momento hemos escatimado nuestra cooperación, porque somos conscientes de la responsabilidad compartida que implica esta importante labor", insistió, al reiterar que "la relación bilateral conlleva enormes oportunidades que ambas naciones debemos aprovechar".

Peña Nieto aclaró que una de las prioridades de su gobierno es la defensa de los derechos de los mexicanos en Estados Unidos, con respeto al marco legal de ese país vecino.

"Los mexicanos podemos tener diferencias entre nosotros, y más aún en tiempos de elecciones, pero estaremos siempre unidos en la defensa de la dignidad y la soberanía de nuestro país", apuntó.

Ejemplo de ello, dijo, es la unidad manifestada en todos los sectores del país, a la que se sumaron los candidatos presidenciales de México, ya que "independientemente de sus naturales diferencias, todos coincidieron en rechazar medidas contrarias a una buena vecindad".

Previo al mensaje de Peña Nieto, el vocero del gobierno de México, Eduardo Sánchez, declaró en rueda de prensa que una eventual militarización de la frontera por parte de Estados Unidos puede dañar "gravemente" la relación bilateral.

Sánchez anunció que las autoridades mexicanas darán puntual seguimiento al despliegue de la Guardia Nacional en la frontera común para salvaguardar la soberanía del país, los derechos humanos de los migrantes y velar por "la dignidad de nuestros connacionales".