La Estrella de Panamá
Panamá,25º

16 de Oct de 2019

América

Crece la presión para abordar protestas de Nicaragua en la OEA

Diversas organizaciones humanitarias muestran preocupación por los abusos cometidos en el país centroamericano. La Iglesia Católica realizó una jornada por la paz en la que participaron estudiantes y campesinos

La Iglesia Católica hizo un llamado a participar en una jornada por la paz.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, y algunos países de la región han condenado la violencia en Nicaragua, lo que se suma a la presión interna para que la crisis se aborde en el organismo y el gobierno de Daniel Ortega rinda cuentas.

Aunque las protestas en la nación centroamericana superan los once días, no se ha convocado ninguna reunión al respecto en la OEA ni está prevista ninguna por el momento.

CONFLICTO

Las protestas en Nicaragua dejaron más de 30 muertos

Un grupo de expertos en derechos humanos de Naciones Unidas expresaron consternación por la respuesta violenta de las fuerzas de seguridad nicaragüenses contra las manifestaciones.

Los Estados de la OEA no han dado ninguna indicación de que vayan a abordar la crisis en Nicaragua, aunque este órgano tendrá tres reuniones el lunes y uno de los temas a tocar será Venezuela.

Se repite así lo que ya ocurrió con la crisis postelectoral de Honduras a principios de año: los países de la OEA se negaron a convocar una sesión sobre ese tema, pero sí hicieron una acerca de los futuros comicios venezolanos, programados para el próximo 20 de mayo.

En esa ocasión, Almagro solicitó que abordaran la crisis hondureña e ignoraron su petición, pero esta vez no ha promovido ningún encuentro sobre Nicaragua, reporta la agencia Efe .

Aunque condenó la violencia en términos generales, ha evitado atribuirla al Gobierno, como sí han hecho numerosas organizaciones de derechos humanos.

‘El silencio es ensordecedor: el único comunicado de la OEA ha sido condenar ‘la violencia que ha causado las muertes',sin referirse a la represión o a la fuerza injustificada del Gobierno', indicó a Efe Ben Raderstorf, experto del Diálogo Interamericano.

Por otro lado, la organización Human Rights Watch ha pedido la intervención de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para que investigue de inmediato lo ocurrido.

El organismo Freedom House considera lo ocurrido en Nicaragua una ‘masacre' y acusa al Ejecutivo nicaragüense de ‘violaciones de los derechos humanos', señaló su director para la región, Carlos Ponce.

A su vez un grupo de expertos en derechos humanos de Naciones Unidas expresaron consternación por la respuesta violenta de las fuerzas de seguridad nicaragüenses contra las manifestaciones.

‘El alto número de muertes de manifestantes es una clara indicación de que se empleó un uso excesivo de la fuerza', señalaron los expertos en un comunicado emitido por la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos.

Si bien una misión de la OEA retomó esta semana las negociaciones con el Gobierno nicaragüense sobre las reformas del sistema electoral, sus responsables evitaron referirse a la crisis actual que dejó más de 30 muertos.

Agregado a ello, los Estados de la OEA no han dado ninguna indicación de que vayan a abordar este asunto en Consejo Permanente, aunque este órgano tendrá tres reuniones el lunes: sobre Venezuela, el 70º aniversario del organismo y los jueces del sistema interamericano.

JORNADA POR LA PAZ

Diferentes movimientos civiles participaron ayer en una peregrinación por la paz y que fue convocada por la Iglesia Católica.

Se trata de la primera actividad religiosa masiva después de las protestas contra las reformas al seguro social que pretendía implementar el gobierno de Ortega.

El lema de la marcha fue ‘Dichosos los que tienen hambre y sed de ser justos porque serán saciados', según comunicó el monseñor Miguel Mántica.

Horas antes, estudiantes del Movimiento Universitario 19 de abril hacían un llamado a unirse a la peregrinación ‘en oración por la paz, la justicia y el diálogo', reporta el diario nicaragüense La Prensa .

Victor Cuadras, vocero de la agrupación, señaló que la marcha buscaba honrar a ‘nuestros hermanos asesinados' de la Universidad de Ingenieria (UNI).

Otro sector que participó en la jornada fueron movimientos campesinos, que hicieron un recorrido de más de 300 kilómetros desde la periferia del país hacia Managua para participar en la peregrinación.

Desde el extranjero el Partido de los Trabajadores de Brasil, el Partido Socialista Unido de Venezuela y el Partido Comunista Peruano mostraron su apoyo al gobierno de Ortega.

Un grupo de artistas y escritores nicaragüenses enviaron una carta a Ortega en la que respaldan el diálogo y ‘la búsqueda de la paz'.