La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

América

El Triángulo Norte y México, contra la migración ilegal

Es por ello que Guatemala, junto con sus socios de Honduras, El Salvador y México y con el apoyo de Estados Unidos

Los países centroamericanos y México organizarán una campaña informativa para enfrentar la migración.

México y el Triángulo Norte de Centroamérica —una de las regiones más pobres y violentas del mundo, formada por Guatemala, Honduras y El Salvador— concentrarán sus esfuerzos en una campaña informativa que lanzarán en agosto para luchar contra el éxodo migratorio hacia Estados Unidos

El viceministro de Relaciones Exteriores de la República de Guatemala, Pablo García, dijo ayer a Efe que está previsto que en agosto próximo los cuatro países divulguen esta propaganda para intentar crear conciencia en la población sobre los peligros que corren si hacen este trayecto de forma irregular.

‘Hemos encontrado mucho engaño. Les dicen que si se vienen con un menor a Estados Unidos van a tener su residencia, o que es una ayuda para que se puedan quedar', explicó García, y agregó que el 90% de los migrantes guatemaltecos que en este momento sale de forma irregular es por esa ‘desinformación'.

Aunque reconoció que existente diferentes ‘aristas' que motivan a la población de Guatemala y de todo el Triángulo Norte a migrar, como la inseguridad o la falta de oportunidades, el viceministro insistió en que ‘en este momento el foco principal' es la falta de información y las mentiras que les cuentan los coyotes o las redes de tráfico de personas.

Es por ello que Guatemala, junto con sus socios de Honduras, El Salvador y México y con el apoyo de Estados Unidos, va a centrar sus esfuerzos en lanzar esta campaña que intentará acabar con este éxodo migratorio del que el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, culpó a los tres países centroamericanos el pasado junio.

En ese entonces, Estados Unidos pidió al Triángulo Norte de Centroamérica luchar contra el narcotráfico, las pandillas, la corrupción, pero también los exhortó a aumentar las campañas de información.

Esta situación motivó la polémica política de ‘tolerancia cero' contra la inmigración, que llevó al Gobierno de Donald Trump a separar de sus padres a cerca de 3,000 menores de edad.