Temas Especiales

28 de Mar de 2020

América

Irán enfrenta una nueva tanda de sanciones de EE.UU.

Esta nueva batería de sanciones, la segunda contra Irán por parte del Ejecutivo estadounidense desde mayo,

Irán enfrenta una nueva tanda de sanciones de EE.UU.
Iraníes salen a protestar en Teherán contra la nueva tanda de sanciones impuesta por Estados Unidos.

Desde la medianoche del domingo entraron en vigor una nueva tanda de sanciones contra Irán por parte del Gobierno de Estados Unidos (EE.UU.), que fueron anunciadas en mayo pasado cuando Washington abandonó el acuerdo nuclear con Teherán, aunque se contempla exenciones para ocho países.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, explicó el viernes que EE.UU. planea eximir de manera temporal a un máximo de ocho países o ‘jurisdicciones' territoriales, que en los últimos tiempos han trabajado para ‘reducir a cero' sus importaciones de petróleo del país persa.

‘Hay una serie de lugares donde los países han hecho ya reducciones significativas en sus importaciones de petróleo crudo y necesitan un poco más de tiempo para llegar a cero, y vamos a darles ese tiempo', explicó Pompeo en una entrevista con la cadena Fox News .

Pompeo no identificó los países que se beneficiarán de la exención durante seis meses, pero se espera que entre ellos estén China, India, Japón y Corea del Sur, según The New York Times .

Esta nueva batería de sanciones, la segunda contra Irán por parte del Ejecutivo estadounidense desde mayo, tendrá en su punto de mira los sectores energético, financiero y naval de la República Islámica.

‘Estas serán las sanciones más duras jamás impuestas a la República Islámica de Irán', advirtió Pompeo.

En la primera tanda, que entró en vigor el 6 de agosto, se retomaron las sanciones a la compra de billetes de dólares estadounidenses por parte del Gobierno de Irán, la adquisición de deuda iraní y al comercio de oro y otros metales preciosos, entre otros.

Con motivo de esta segunda ronda, el Departamento del Tesoro estadounidense incluirá más de 300 nuevas entidades a su lista negra, aparte de otras 400 que volverán a ella tras haber salido en 2015.