La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

América

Capturan a salvadoreño con 45 kilos de marihuana valorados en $52,440

Moisés Esaú Arias Santana, un supuesto colaborador de pandillas, intentó junto a otra persona sacar la droga de El Salvador por un "punto fronterizo ciego"

Capturan a salvadoreño con 45 kilos de marihuana valorados en $52,440

Un joven salvadoreño fue capturado este miércoles por agentes de la Policía Antinarcóticos (DAN) de El Salvador por posesión de unas 100 libras (45.35 kilogramos) de marihuana, cuyo valor aproximado ronda los 52,440 dólares, informó el cuerpo de Seguridad.

Se trata de Moisés Esaú Arias Santana, un supuesto colaborador de pandillas, quien, junto a otra persona que se dio a la fuga, intentaba sacar la droga de El Salvador por un "punto fronterizo ciego" para llevarla hasta Guatemala, indicó la fuente.

De acuerdo con la información proporcionada por la entidad policial, "los sujetos se percataron de la presencia policial e intentaron huir, pero Arias Santana no logró escapar".

El joven de 21 años fue detenido en el caserío El Desvió, en el departamento de Ahuachapán (oeste), una zona fronteriza con Guatemala.

Arias Santana será procesado por el delito de tráfico ilícito de droga, establecido en el artículo 33 de la Ley Reguladora de las Actividades Relativas a las Drogas.

Desde que comenzó el año 2019, la División Antinarcóticos (DAN) de la Policía ha incautado más de 600 kilogramos de diferentes tipos de drogas, con un valor aproximado en el mercado de 3,064,379.23 dólares, y han sido detenidas 1.488 personas relacionadas con el tráfico, venta, distribución y posesión de narcóticos.

El Salvador es asediado por las pandillas Mara Salvatrucha (MS13), las facciones Revolucionarios y Sureños del Barrio 18 y otras minoritarias que poseen más de 600 células y cuyos ingresos provienen principalmente de las extorsiones y el narcotráfico al menudeo.

Diversas investigaciones de la Fiscalía General de la República (FGR) han revelado que el dinero obtenido de estas actividades es lavado mediante testaferros en pequeños negocios, como bares, hoteles de paso y la comercialización de vehículos usados.

Estos grupos criminales, un fenómeno considerado como herencia de la guerra civil (1980-1992) y que se fortaleció con la deportación de pandilleros de Estados Unidos, han resistido a diferentes planes de seguridad de encarcelamiento masivo, confrontación directa y diálogo de los últimos cuatro gobiernos.