La Estrella de Panamá
Panamá,25º

16 de Oct de 2019

América

Macri inicia la campaña con llamamiento a construir 'confianza' en Argentina

"La única manera de lograr un verdadero progreso es dialogando y construyendo confianza, que es la base de cualquier vínculo", escribió el presidente

Fotografía cedida por la Presidencia de Argentina que muestra al mandatario argentino, Mauricio Macri,en Buenos Aires (Argentina).

El presidente argentino, Mauricio Macri, afirmó este domingo que es consciente de que solo se alcanza el progreso "dialogando y construyendo confianza", en el que es el segundo día de campaña para las presidenciales del 27 de octubre, en las que el opositor peronista Alberto Fernández parte con ventaja.

En una columna publicada en la agencia estatal de noticias Télam, Macri defendió las acciones tomadas por su Gobierno desde que se recrudeció la crisis económica, el día después de que Fernández sacara 16 puntos más que él en los comicios primarios del pasado 11 de agosto.

"La única manera de lograr un verdadero progreso es dialogando y construyendo confianza, que es la base de cualquier vínculo", escribió el presidente.

El jefe de Estado se mostró convencido de que los argentinos pueden "ser mejores" tras las elecciones de octubre, a pesar del varapalo que supusieron las primarias para sus aspiraciones.

"Podemos encaminar la economía y salir de décadas de altos y bajos. Podemos hacerlo diciéndonos la verdad, respetándonos unos a otros, expresándonos sin que eso traiga consecuencias. Podemos seguir viviendo en un país donde no haya lugar para las mafias ni la corrupción", indicó.

Macri recalcó en que los argentinos dieron "pasos hacia adelante cuando nadie creía" que podían hacerlo y que, por tanto, eso "significa" que son "capaces" de volverlo a repetir.

En su primer texto público desde que ayer arrancara la campaña electoral y todavía sin actos políticos programados, el mandatario argentino utilizó un lenguaje similar al que desplegó en la campaña de las primarias, cuando insistió en que, a pesar de los vaivenes económicos, su Gobierno ha sentado las bases para un mejor futuro en el país.

En esa campaña, consideró que sería mala para el país una vuelta al "pasado", en referencia a la principal candidatura opositora encabezada por Fernández y secundada por la exjefa de Estado Cristina Fernández (2007-2015).

Macri indicó que el rol de un presidente debe ser "generar las condiciones para que en cada región de la Argentina se multiplique el trabajo".

"Porque el fruto de ese trabajo es progreso genuino, no es un parche ni un atajo", aseveró.

En los días posteriores a las primarias, cuando la bolsa se desplomó y el dólar comenzó a trepar, el presidente se mostró crítico con el resultado de las elecciones y aseguró que los malos indicadores económicos eran muestra de lo que podía suceder si la victoria opositora se repetía en las elecciones de octubre.

Más tarde, rectificó y su Gobierno tomó medidas económicas entre las que se encuentran programas para reducir el impacto de la inflación en el consumo y restricciones cambiarias para evitar la fuga de divisas y la escalada del dólar.

El presidente llamó a que, a partir de ahora, los argentinos deben construir "consensos" sin querer perjudicarse ni exponerse "unos a otros".

"Hoy nada es más importante que darle un respiro al bolsillo de las familias argentinas y atender la inestabilidad de la economía", dijo, al tiempo que sostuvo que es su "responsabilidad" hacer cargo de ello y "resolver las urgencias".

Macri defendió que las decisiones tomadas durante este mes tuvieron en el objetivo de "llevar alivio a la mesa de los argentinos", mientras recalcó -como ya lo hizo en otras ocasiones- que las restricciones cambiarias impuestas son medidas que "solo se justifican en la emergencia" pero que son necesarias para "evitar daños mayores".