Temas Especiales

05 de Aug de 2020

América

Ejército de Guatemala nombra al presidente Jimmy Morales "kaibil honorario"

El mandatario consiguió aumentar el presupuesto del Ejército de 1.908 millones de quetzales (247,4 millones de dólares) en 2017 y 2018

Jimmy Morales, presidente de Guatemala.
Jimmy Morales, presidente de Guatemala.Esteban Biba | efe

El Ejército de Guatemala nombró este jueves al presidente del país, Jimmy Morales, "kaibil honorario", una de las fuerzas especiales de élite, porque su apoyo al país ha sido "excepcional", además de haber aumentado el presupuesto de la Defensa como no se había hecho desde que terminó el conflicto armado en el país, en 1996.

La entrega de la boina color vino y un diploma que acredita al mandatario como "kaibil honorario" fue realizada en el marco del 45 aniversario de fundación de esta unidad terrestre de contrainsurgencia, en el departamento norteño del Petén.

El mandatario consiguió aumentar el presupuesto del Ejército de 1.908 millones de quetzales (247,4 millones de dólares) en 2017 y 2018, a los 2.627 millones de quetzales (340,8 millones de dólares) asignados en 2019, con más de 2,3 millones de dólares adicionales en transferencias.

El jefe de prensa del Ministerio de la Defensa, coronel Óscar Pérez, lamentó que otros presidentes hayan "ofendido" y "humillado" moralmente al Ejército, a diferencia de Morales, cómico de profesión, que durante su mandato "gestionó políticamente un presupuesto adecuado para que el Congreso aprobara y funcionó".

Además de "respaldo político", durante la Administración de Morales el Ejército también ha adquirido aviones de transporte, entrenamiento y ayuda humanitaria, mientras que en 43 años antes "no se habían comprado fusiles" ni se habían comprado barcos y ahora Guatemala cuenta con un buque.

"Si avanzo, sígueme; si me detengo, aprémiame; si retrocedo, mátame" gritaron los soldados kaibiles que rodeaban al ministro de la Defensa, Luis Ralda, y al presidente Morales tan pronto le fue colocada la boina, una de las frases características de esta fuerza especial del Ejército.

El nombramiento se le otorgó al presidente "por su apoyo al engrandecimiento de las Fuerzas Especiales y por ende del Ejército de Guatemala", comentó a Efe el coronel Óscar Pérez.

El portavoz agregó que "no se trata de una distinción", además de que el nombramiento "no tiene un significado monetario y significa ser un soldado especial al servicio de la patria".

Pérez agregó que los encargados de la Brigada de Fuerzas Especiales y de la Escuela Kaibil "tienen la potestad de otorgar el diploma y la boina de kaibil honorario a civiles y militares que se han distinguido por su apoyo a las fuerzas especiales del Ejército".

Los kaibiles son "la reserva moral del Ejército", detalló a Efe Pérez, quien enfatizó que actualmente los kaibiles "velan por la soberanía y participan en el combate a las amenazas del crimen organizado".

Además, desde 2005, Guatemala ha enviado 20 contingentes de 150 kaibiles cada uno desplegados en el Congo, "para proporcionar atención a la población" de ese país, por medio de los cascos azules de Naciones Unidas.

Otros presidentes que fueron nombrados kaibiles honorarios fueron Kjell Laugerud (1974-1978), Romeo Lucas (1978-1982) y Otto Pérez Molina (2012-2015), aunque a este último se le otorgó cuando era teniente coronel y no como mandatario del país.

También ha habido civiles, como Jimmy Morales, nombrados kaibiles honorarios, como el médico Carlos Humberto Donis, por su "apoyo al curso de kaibil y cuidado médico a los heridos en el marco del conflicto armado de Guatemala en Poptún, Petén (al norte)", recordó Pérez.

Este jueves, durante el aniversario y el nombramiento de Morales, también se graduaron 20 militares del curso kaibil.

El Ministerio de Defensa publicó un video en redes sociales en el que describía la función de un kaibil, como hacer "lo imposible", o dominar "la situación" durante una "confusión y desorden", además de resaltar que "el ataque de un kaibil será planeado con secreto, seguridad y astucia", conducido con "fuerza, vigor y agresividad".

El arma de un kaibil, describía el video, es "la sorpresa", pues uno de estos militares cuando son emboscados "se lanza al asalto aniquilador".

Las Fuerzas Especiales Kaibil jugaron un papel central durante el conflicto armado guatemalteco, en el que murieron entre 1960 y 1996 más de 200.000 personas y 45.000 fueron desaparecidas.

Uno de los casos más emblemáticos es el de Dos Erres, por el que fue condenado en 2019 a 5.160 años de prisión el kaibil y militar retirado Santos López Alonzo como uno de los responsables de la masacre de 171 campesinos en diciembre de 1982.