Temas Especiales

07 de Aug de 2020

América

Tras veto de trajes indígenas en Bolivia,Cancillería aclara que “no hay prohibición”

El gobierno  aseguró que la instrucción interna dentro de la Cancillería boliviana fue una decisión "unilateral". El expresidente Evo Morales denunció que la medida busca demantelar el "Estado plurinacional" por uno "colonial"

Bolivia trajes tradicionales
El gobierno de la actual presidente de Bolivia tras el golpe de Estado, Janine Ánez, ha sido señalado de "racismo" contra los pueblos originarios en un país de mayoría indígenaEFE

Las vestimentas tradicionales de pueblos indígenas no están vetadas en la Cancillería de Bolivia, quien tachó este lunes de "unilateral" un instructivo interno a favor del traje y corbata de estilo occidental.

"De ninguna manera se ha prohibido el uso de vestimenta tradicional en la Cancillería. Los trajes tradicionales son vestidos diariamente por el personal que así lo desea, sin ninguna restricción", refiere un comunicado de la Cancillería.

La nota busca aclarar una "orden de servicio" del pasado 26 de noviembre en la que el director del Ceremonial de la Cancillería, Marcelo Arias de la Vega, pedía que el personal vista con "traje oscuro y corbata los varones" y "traje entero, falda o pantalón" las mujeres.

Ese instructivo levantó críticas en un país en el que se reivindica el uso de vestimenta típica en todas las dependencias estatales, como manifestación de la diversidad y de la pluralidad de culturas de Bolivia, un Estado Plurinacional con 36 comunidades originarias reconocidas en su Constitución.

La medida que exigía el "cumplimiento" de la determinación llegó a entenderse como una forma implícita de restricción de atuendos típicos que caracterizan a una parte de la población boliviana.

El ministerio de Exteriores afirmó que la orden fue "emitida unilateralmente" y que prevalece la Ley del Servicio Exterior que reconoce de "las prácticas de los pueblos y naciones indígenas, incluyendo los idiomas, símbolos, vestimenta e identidad cultural".

Una de la reacciones más duras fue la de Evo Morales, que advirtió en Twitter de que "están tratando de desmantelar el Estado Plurinacional y restaurar el Estado colonial" en Bolivia.

"Después de quemar nuestra whipala, la Cancillería golpista ahora prohíbe los ponchos, el aguayo, las polleras y el tipoy. No podrán hacerlo, ¡el pueblo volverá y vencerá!", remarcó en su mensaje.

La whipala es una bandera multicolor de las comunidades indígenas, mientras que el poncho, el aguayo o tela de colores para cargar a la espalda, y las faltas de pollera y tipoy son igualmente símbolos de pueblos originarios.

La protesta de Morales estuvo antecedida por otra del expresidente de Ecuador Rafael Correa, que en la misma red social compartió una publicación que daba cuenta de aquella disposición.

La Constitución boliviana, promulgada en 2009, declara la existencia de 36 pueblos o naciones indígenas y sostiene que Bolivia se funda en el pluralismo cultural y lingüístico.