Temas Especiales

26 de Oct de 2020

América

Juicio sobre extradición de directiva de Huawei comienza este lunes en Canadá

Inicialmente el juicio está previsto que dure cuatro días, pero podría prolongarse durante meses y

Meng Wanzhou deja su casa para dirigirse a la Corte en Vancouver, Britihs Columbia, Canadá.
Meng Wanzhou deja su casa para dirigirse a la Corte en Vancouver, Britihs Columbia, Canadá.EPA/STR | EFE

El juicio para determinar si la directora financiera de la compañía china Huawei, Meng Wanzhou, detenida hace más de un año en Canadá, es extraditada a Estados Unidos, donde es reclamada por fraude por violar las sanciones impuestas a Irán, comenzará este lunes en un tribunal de la ciudad canadiense de Vancouver.

El proceso en el Tribunal Supremo de Columbia Británica se iniciará a las 9.00 hora local (17.00 GMT) y estará presidido por la jueza Heather Holmes, que tendrá que decidir si los cargos presentados por EE.UU. contra Meng son compatibles con el sistema judicial canadiense.

Aunque Meng, de 46 años de edad, está acusada de fraude, un delito que existe en los dos países, los abogados de Meng alegarán ante Holmes que, como Canadá eliminó las sanciones a Irán en 2016, los cargos no tienen equivalencia en el país.

Inicialmente el juicio está previsto que dure cuatro días, pero podría prolongarse durante meses y el fallo podría ser decidido finalmente por el ministro de Justicia de Canadá y fiscal general del Estado, David Lametti.

En caso de que el Tribunal Supremo de Columbia Británica falle a favor de la extradición, la hija del fundador de Huawei podría solicitar una revisión de la sentencia.

Si la revisión confirma la decisión, Meng todavía podría recurrir al Gobierno canadiense ya que, de acuerdo a las leyes de este país, Lametti tiene el poder de negar una extradición si considera que es "injusta u opresiva".

El caso de Meng ha causado una grave crisis diplomática entre Canadá y China.

Meng fue arrestada por Canadá a petición de Washington el 1 de diciembre de 2018, cuando hacía escala en Vancouver de camino a México.

Tras el arresto de Meng, China enfrío las relaciones diplomáticas y comerciales con Canadá y acusó al país norteamericano de violar los derechos humanos de su ciudadana.

Poco después de la detención, Pekín aprehendió a dos ciudadanos canadienses, el exdiplomático Michael Kovrig y el empresario Michale Spavor, a quienes mantiene en cautiverio bajo la acusación de poner en peligro la seguridad nacional china.

Canadá ha lanzado una campaña diplomática internacional para conseguir apoyos frente a Pekín y lograr la liberación de Kovrig y Spavor, lo que ha provocado más tensiones con las autoridades chinas.

Mientras, los tribunales canadienses concedieron la libertad a Meng tras pagar una fianza de 10 millones de dólares canadienses (unos 7,6 millones de dólares estadounidenses).

La heredera de una fortuna valorada en miles de millones de dólares reside con su familia en una de las dos mansiones que posee en Vancouver, donde vivió durante varios años hasta 2009 y en la que su esposo también ha residido.

Entre las condiciones impuestas a Meng para conseguir su libertad bajo fianza está portar un brazalete con GPS para conocer en todo momento su paradero y estar vigilada las 24 horas del día, los siete días de la semana, por un servicio de seguridad que paga ella misma.