Temas Especiales

06 de Aug de 2020

América

El Covid-19 pasa de la fase preepidémica a la epidémica en Cuba

Según el Ministerio de Salud Pública de la isla, hay 119 pacientes con Covid-19 en territorio cubano

Cuba
Los cubanos solo salen de casa por razones ineludibles.Juan Carlos Teuma

A 18 días de dados a conocer los primeros casos de Covid-19 en Cuba, la cifra de contagiados llegó a 119, según datos oficiales emitidos por el Ministerio de Salud Pública (MINSAP) de la mayor de las Antillas.

Este sábado 28 de marzo en la isla se contabilizó la mayor cantidad de enfermos confirmados, con 39, lo cual se suma al surgimiento —un día antes— de los primeros casos de transmisión local. Ambos hechos propiciaron que las autoridades sanitarias del país decretaran el paso de la fase preepidémica a la epidémica.

En la habitual conferencia de prensa, que se realiza cada mañana para ofrecer información diaria sobre la pandemia en Cuba y el mundo, el director nacional de Epidemiología del MINSAP, Francisco Durán, dijo que del total de contagiados, 108 evidencian una evolución clínica estable, cuatro pacientes han sido curados, un estadounidense fue evacuado hacia su país y se reportan tres fallecidos.

El especialista agregó que se mantiene en estado un crítico un ciudadano cubano con antecedentes de hipertensión arterial, diabetes mellitus y cardiopatía isquémica, y están reportados como graves un francés de 72 años con similares dolencias y una fibrilación auricular crónica, además de una cubana diabética, de 53 años.

En el parte del MINSAP también se divulgó que están ingresadas bajo constante observación 2 000 personas consideradas sospechosas de haber contraído el SARS-CoV-2, debido a que tuvieron vínculos con pacientes diagnosticados con la Covid-19 o fueron detectados por las pesquisas que realizan estudiantes de medicina, casa por casa, en todo el país, para identificar entre la población más vulnerable a quienes presenten síntomas similares a los causados por la enfermedad.

Con recursos limitados, debido al recio bloqueo que sostiene el gobierno de Estados Unidos contra Cuba, y con innumerables medidas y decisiones que imponen las circunstancias cambiantes de la pandemia que azota al planeta, las autoridades de la isla enfrentan —con más aciertos que desaciertos— el letal brote.

Críticos a la manera como ha enfrentado el gobierno cubano esta extraordinaria circunstancia señalan que el vigente cierre parcial de fronteras debió implementarse desde que fueron detectados los primeros casos en el territorio nacional, en aras de reducir la posibilidad de contagios.

Sin embargo, la experiencia de los médicos cubanos en el enfrentamiento a otros brotes epidémicos en diversas naciones y la capacidad de movilizar masivamente en tiempo récord a todos los implicados en la reducción de riesgos o daños, hacen que la mayoría de la población confíe en que se logre, al menos, un relativo control de la novedosa situación.

Eso sí, sin dejar de extender una mano solidaria que traspasa las fronteras de la isla, capaz de llegar a países como Venezuela, Nicaragua, Angola, Granada, Surinam, Belice e Italia, donde ya laboran brigadas de médicos y personal de enfermería cubanos, cuyo aporte deberá incrementarse próximamente, pues ha sido solicitado por otras 45 naciones.