Temas Especiales

31 de May de 2020

América

Frente contra el Hambre en Latinoamérica llama a no subir precio de alimentos

Según las últimas estimaciones publicadas por la FAO, el hambre llegó a afectar a 42,5 millones de personas en América Latina y el Caribe en el año 2018

Latinoamérica registró su primer caso de contagio de coronavirus el pasado 26 de febrero en Brasil
Latinoamérica registró su primer caso de contagio de coronavirus el pasado 26 de febrero en BrasilEFE

El Frente Parlamentario contra el Hambre de América Latina y el Caribe, entidad respaldada por la FAO, hizo un llamamiento este miércoles a "no desatender la lucha contra el hambre" y a no subir los precios de los alimentos durante la pandemia de la COVID-19.

"Hacemos un llamado a los tomadores de decisión a considerar entre las medidas de emergencia la protección del derecho a la alimentación de las y los latinoamericanos y caribeños", comienza la carta abierta firmada por más de 500 parlamentarios de 20 países distintos que integran la red legislativa.

En materia económica, continua la misiva, "nuestro mensaje es que no hay razones para aumentos de precios de alimentos, fuera de los normales por los ciclos estacionales de cada país".

En el comunicado, el frente enfatizó que "en Latinoamérica y el Caribe no todo el mundo tiene los medios necesarios para alimentarse adecuadamente en un estado de cuarentena", y especialmente los sectores más vulnerables como los niños, niñas, adultos mayores y personas de menores ingresos.

Según las últimas estimaciones publicadas por la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el hambre llegó a afectar a 42,5 millones de personas en América Latina y el Caribe en el año 2018, lo que representa al 6,5 % del total de la población de la región.

En el caso de los escolares, advierte la organización, la alimentación que recibían en los colegios -antes de que la mayoría de centros cerraran por el brote de coronavirus- era clave, llegando incluso a ser para 10 millones de menores la única fuente de alimentación segura que reciben al día.

"Es crucial que los países aborden medidas de emergencia alimentaria orientadas a los sectores con mayor vulnerabilidad", aseveró el comunicado, que además instaba a empresas privadas a mantener la distribución de alimentos accesible a toda la población.

Latinoamérica registró su primer caso de contagio de coronavirus el pasado 26 de febrero en Brasil, país que se mantiene a la cabeza en número de contagiados en la región con 4.256.

Por detrás de Brasil se sitúan Chile (3.031), Ecuador (1.890), México (1.215), Panamá (1.181), Perú (1.065) y Argentina (1.054), según el mapa mundial en tiempo real de la pandemia elaborado por la estadounidense Universidad de Johns Hopkins.

"Este virus no respeta fronteras y todo intento individual para combatirlo fracasará. En estos momentos nuestro mayor antídoto será la cooperación internacional y la solidaridad entre los países", sentenció el Frente Parlamentario contra el Hambre de América Latina y el Caribe en el comunicado.