Temas Especiales

11 de Jul de 2020

América

Productor de cannabis se dispara en la bolsa al aumentar ventas con la pandemia

Entre enero y marzo, Aurora logró una facturación de unos 54 millones de dólares estadounidenses, frente a los aproximadamente 40 millones del trimestre anterior.

Planta de cannabis, marihuana, kenke
Planta de cannabis, marihuana, kenkeEFE

La empresa canadiense Aurora Cannabis, una de las mayores del sector, se disparó en bolsa este viernes tras dar a conocer sus resultados más recientes, que mostraron un aumento de las ventas coincidiendo con la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2.

Al cierre de la sesión, las acciones de la compañía subieron un 68,67 % en la Bolsa de Nueva York, tras haber experimentado una importante caída acumulada durante los últimos meses.

Aurora, que es la segunda mayor empresa de cannabis del mundo en términos de capitalización bursátil, hizo públicos sus resultados tras el fin de la sesión del jueves y mostró unas ventas un 39 % superiores a las del mismo periodo del año anterior.

La firma se ha beneficiado de la decisión de varias provincias canadienses y estados de EE.UU. de catalogar el cannabis como un negocio esencial durante la pandemia e hizo crecer su negocio por encima de las expectativas de los analistas.

Entre enero y marzo, Aurora logró una facturación de unos 54 millones de dólares estadounidenses, frente a los aproximadamente 40 millones del trimestre anterior.

Según la compañía, se vio cómo algunos consumidores hacían acopio de sus productos durante el mes de marzo ante el avance del COVID-19 y el inicio de las medidas de confinamiento en Norteamérica.

Aurora, fundada en 2006, aún opera con pérdidas, pero con el aumento de las ventas y un recorte de gastos en el último trimestre espera tener beneficios próximamente.

Canopy Growth, su gran competidor y la mayor compañía del sector por capitalización bursátil, también subió con fuerza este viernes en Wall Street y sus acciones acabaron con un alza del 14,43 %.

El cannabis para uso recreativo es legal en Canadá desde 2018 y está autorizado también en algunos estados de EE.UU., incluido California, el mayor del país, mientras que varios más autorizan la sustancia con fines terapéuticos.