Temas Especiales

24 de Oct de 2020

América

Médicos que luchan contra Covid-19 denuncian asedio policial en Nicaragua

Más de 25 agentes en cuatro vehículos todoterreno de la Policía Nacional rodearon la sede de la Unidad Médica Nicaragüense en Managua

Coronavirus médicos
Doctores atienden pacientes en Nicaragua.EFE

Miembros de la Unidad Médica Nicaragüense, que luchan contra la pandemia de la COVID-19 de forma independiente, denunciaron este jueves ser víctimas de "asedio" por parte de la Policía cuando hacían coordinaciones para entregar equipos de bioseguridad a trabajadores sanitarios en los hospitales.

Más de 25 agentes en cuatro vehículos todoterreno de la Policía Nacional rodearon la sede de la Unidad Médica Nicaragüense en Managua durante toda la mañana y parte de la tarde, sin haya una explicación de la razón, dijo a Efe el dirigente gremial, José Antonio Vásquez.

Según los médicos, el objetivo del asedio, al igual que las destituciones en los hospitales, es "intimidar" al gremio para que no hable sobre la pandemia ni distribuya medios de protección en las unidades de salud.

"El régimen está apostando a atemorizar, está jugando a infundir más temor dentro de los profesionales de la salud, (también) lo hace corriendo al personal, les retienen los teléfonos a los que están dedicados a las salas de COVID-19, revisan sus estados en Facebook, y los buscan en la lista de 700 médicos que firmaron el llamado a la protección" en abril, afirmó el cirujano.

Desde antes de que la pandemia alcanzara a Nicaragua, el gremio médico ha hecho múltiples llamados al Gobierno y a la población para que tome medidas de prevención.

El Gobierno de Nicaragua, que no ha establecido restricciones y aplica mínimas medidas de prevención social, ha reportado 1.464 casos confirmados y 55 muertes por COVID-19.

El independiente Observatorio Ciudadano COVID-19, una red de médicos y voluntarios de toda Nicaragua, ha contabilizado por su parte 4.217 pacientes y 980 fallecidos por la enfermedad hasta la semana pasada.

"Más de 450 profesionales de la salud están contagiados con esta epidemia, más de 35 trabajadores han fallecido en el contexto de la epidemia, pero estos son datos que desgraciadamente el Gobierno sigue ocultando, y para hacerlo, tenés que callar las voces que los denuncian. El Gobierno nos quiere silenciar", agregó Vásquez.

Lamentó que en las últimas 24 horas fallecieron dos médicos que no contaban con equipos de bioseguridad, y en las últimas 72 horas, 13 médicos con especialidades y subespecialidades fueron echados de hospitales estatales supuestamente por haber reclamado sus derechos a estar protegidos.

El manejo de la pandemia en Nicaragua ha despertado preocupación en la oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh), en la Organización Mundial de la Salud (OMS), en la OPS, en la Organización de los Estados Americanos (OEA), y en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).