17 de Sep de 2021

América

Colombianos exigen en Washington el fin de la represión en las protestas

Con carteles y una réplica a tamaño casi real de una tanqueta, similar a las empleadas para repeler a los manifestantes, más de medio centenar de colombianos expresaron el apoyo a sus compatriotas y, en particular, a los habitantes de la ciudad de Cali, escenario de las jornadas más violentas.

Una mujer sostiene dos carteles durante una movilización para rechazar la violencia ocurrida en las protestas del 6 de mayo en el Parque Nacional de Bogotá.EFE

Decenas de colombianos protestaron este viernes frente al consulado de su país en Washington para exigir el cese de la represión contra las manifestaciones que recorren en los últimos días las calles de la nación sudamericana.

Con carteles y una réplica a tamaño casi real de una tanqueta, similar a las empleadas para repeler a los manifestantes, más de medio centenar de colombianos expresaron el apoyo a sus compatriotas y, en particular, a los habitantes de la ciudad de Cali, escenario de las jornadas más violentas.

“Cali amigo, DC está contigo”, coreaban los asistentes, muchos de los cuales llevaban la bandera de su país en la mano; en el caso de los hombres, algunos llevaban camisetas de la selección nacional de fútbol o alguna vestimenta típica.

“Denunciamos el uso excesivo y desproporcionado de la fuerza pública, las detenciones arbitrarias de manifestantes y de personas defensoras de derechos humanos, con el objetivo de reprimir la protesta social”, señaló Diana Fula, una de las organizadoras de la manifestación.

Los participantes en la concentración se declararon contrarios a “todos los actos de violencia y de vandalismo vengan de donde vengan”, y reclamaron que se atiendan las demandas sociales, después de que el gobierno del presidente Iván Duque diera marcha atrás a un proyecto de reforma tributaria.

El denominado “Plantón pacífico por la vida” dio comienzo en la capital estadounidense a una jornada que incluirá una marcha hasta la sede de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), con sede en Washington, así como de una vigilia o “velatón” simbólico en honor a quienes han perdido la vida en los últimos días.

Las manifestaciones contra el Gobierno colombiano comenzaron el pasado 28 de abril y continúan, aunque con menor intensidad, en Bogotá y otras ciudades, marcadas por acciones vandálicas y la violencia policial, que deja al menos 24 muertos, según la Defensoría del Pueblo, y 37 en las cuentas de la oenegé Temblores.

'Profunda tristeza'

En días pasados, el Gobierno estadounidense expresó su “profunda tristeza” por los al menos 19 fallecidos en las protestas.

La portavoz adjunta del Departamento de Estado de EE.UU., Jalina Porter, afirmó en una rueda de prensa telefónica que “en todos los países del mundo los ciudadanos tienen derecho a protestar de manera pacífica”, aunque rechazó el “vandalismo”.

Porter hizo un llamado también a las autoridades de seguridad colombianas para que muestren “la mayor contención” ante las protestas, e indicó que Washington “apoya” al Gobierno de Colombia en su búsqueda por solucionar la situación mediante el “diálogo”.

Más contundente fue el presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, el demócrata Gregory Meeks, quien instó al presidente colombiano “a rebajar la violencia y dejar claro que el uso excesivo de la fuerza es inexcusable”.

La centro-izquierda

Por su parte, líderes de la Coalición de la Esperanza, alianza política de centro-izquierda para las elecciones de 2022, pidieron este viernes al presidente colombiano, Iván Duque, un diálogo “genuino” con los organizadores de las protestas para hallar soluciones al descontento social.

En un comunicado leído antes de la reunión con Presidencia por Humberto de la Calle, precandidato presidencial, la coalición aseguró que reclamaba al jefe de Estado un “diálogo genuino, concreto y eficaz con el comité del paro”.

Iván Duque, jefe de Estado colombianoEFE

Puntualizaron que van a la reunión con el jefe de Estado sin el propósito de “sustituir a quienes han enarbolado la bandera de la inconformidad”.

Según los líderes políticos, debe ser “con este comité (de paro) con el que se tramiten las peticiones del paro, sin perjuicio de que el gobierno pueda dialogar con otros sectores y personas”.

Además de de la Calle, a la reunión con Duque en la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo, asistieron los precandidatos a la Presidencia Ángela María Robledo, Jorge Enrique Robledo, Juan Fernando Cristo, al igual que el senador Antonio Sanguino, entre otros.

La alianza electoral expresó, igualmente, que asisten a la reunión y que esto no responde a cálculos políticos porque, aseguran, resolvieron “tomar el camino que dicta nuestra conciencia, anteponiendo genuinos intereses nacionales a las grandes desavenencias que dividen nuestra sociedad”.

Añadieron que lo que los mueve es el “ánimo exclusivo de colaborar con la solución de la actual crisis, sin antecedentes contemporáneos”.

De otro lado, aseguraron que ellos trabajan en propuestas que van desde un plan de emergencia nacional, renta básica para 6,2 millones de hogares pobres y matrícula sin costo para jóvenes universitarios.