29 de Nov de 2021

América

Biden apoya volver a cumplir el pacto nuclear con Irán si lo respeta

Los líderes reunidos en Roma manifestaron su voluntad de que Irán "nunca" pueda desarrollar un arma nuclear y compartieron su preocupación de que, tras salir en junio de las negociaciones, Irán "ha acelerado el ritmo de pasos nucleares provocadores"

Biden apoya volver a cumplir el pacto nuclear con Irán si lo respeta
Biden apoya volver a cumplir el pacto nuclear con Irán si lo respetaEFE

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, avanzó hoy su voluntad de volver al acuerdo nuclear con Irán siempre que Teherán lo respete, en un encuentro con los líderes de Alemania, Francia y Reino Unido en el marco de la cumbre del G20 de Roma.

"Celebramos que el presidente Biden haya claramente demostrado su compromiso de devolver a Estados Unidos al total cumplimiento del JCPOA (siglas en inglés del acuerdo nuclear iraní) y seguir haciéndolo en su totalidad mientras Irán haga lo mismo", señala un comunicado conjunto de las potencias.

El acuerdo nuclear fue firmado en 2015 entre Irán y seis grandes potencias (EE.UU., Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania), pero fue abandonado en 2018 unilateralmente por Washington, que volvió a imponer sanciones contra Teherán.

Preguntado por los periodistas en Roma sobre cuándo pretendía reanudar las negociaciones con Irán, Biden respondió: "Están programadas", tras reunirse con el presidente francés, Emmanuel Macron, el primer ministro británico, Boris Johnson, y la canciller saliente de Alemania, Angela Merkel.

Las cuatro potencias sostuvieron que esta solución negociada solo es posible si "Irán cambia de rumbo" y por ello pidieron al presidente iraní, Ebrahim Raisi, que "aproveche esta oportunidad" y apoye "de buena fe" el cierre urgente de las negociaciones.

"Esa es la única forma segura de evitar una escalada peligrosa, que no está en el interés de ningún país", aseveraron Biden, Johnson, Macron y Merkel, que agradecieron los esfuerzos diplomáticos de sus socios del Golfo por reducir las tensiones.

El acuerdo sancionado en 2015 limitaba el programa atómico iraní a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales, por lo que la decisión de EE.UU. de reintroducir medidas punitivas en 2018, en la era de Donald Trump, lo dejó muy debilitado.

El pasado abril comenzaron negociaciones en Viena con seis grandes potencias, entre ellas Estados Unidos de forma indirecta, para lograr el regreso de Washington al pacto y que Irán vuelva a cumplir el acuerdo, pero quedaron en suspenso con la llegada al poder en agosto de Raisí.

Los líderes reunidos en Roma manifestaron su voluntad de que Irán "nunca" pueda desarrollar un arma nuclear y compartieron su preocupación de que, tras salir en junio de las negociaciones, Irán "ha acelerado el ritmo de pasos nucleares provocadores".

Entre estos la producción de uranio altamente enriquecido o la menor transparencia y cooperación con la Organismo Internacional de Energía Atómica, lo que dificulta el regreso a las negociaciones, sostuvieron.

"La situación actual subraya la importancia de una solución negociada que proporcione el regreso de Irán y Estados Unidos al pleno cumplimiento del JCPOA y proporciona la base para un compromiso diplomático continuo para resolver los puntos de controversia restantes, tanto nuestras preocupaciones como las de Irán", zanjaron.