06 de Dic de 2021

América

Caracas denuncia la "obsesión" de Borrell con Venezuela


Plasencia ha reiterado en cualquier caso la invitación a la UE a participar con observadores en las elecciones regionales del 21 de noviembre

Este lunes comienza el proceso de acreditación de interventores para las elecciones de noviembre en Venezuela
Este lunes comienza el proceso de acreditación de interventores para las elecciones de noviembre en VenezuelaCedida

El ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Félix Plasencia, ha criticado la "obsesión" del Alto Representante de la Política Exterior de la UE, Josep Borrell, con su país y le ha instado a no "dar lecciones" sobre democracia.

"Insiste en dedicar su retórica contra mi país. Le recuerdo que la Venezuela Bolivariana tiene liderazgo en cooperación, solidaridad y desarrollo de nuestra región; es tierra de oportunidades para nuestro pueblo y millones de inmigrantes", ha destacado Plasencia en un mensaje publicado en Twitter. "Rechazamos su insistencia y obsesión contra Venezuela", ha remachado.

Además, en un comunicado oficial del Ministerio, Plasencia ha indicado que "su pretensión de dar lecciones sobre democracia, libertad y prosperidad debería dedicarla a atender las necesidades de los ciudadanos europeos".

Plasencia ha reiterado en cualquier caso la invitación a la UE a participar con observadores en las elecciones regionales del 21 de noviembre. "En 16 días celebramos nuestra elección 29, un evento abierto al mundo en el que se ratificará la solidez de nuestra democracia y nuestro sistema electoral. La UE está invitada a esta fiesta de protagonismo popular en el marco de nuestro indeclinable compromiso soberano", ha explicado.

El pasado 29 de septiembre, el Consejo Nacional Electoral de Venezuela (CNE) y la UE suscribieron el Acuerdo Administrativo sobre la Misión de Observación Electoral para las Elecciones Regionales y Municipales de 2021 después de que el Gobierno y la oposición pactaran en diálogo político en México participar en estos comicios.

Posteriormente, Borrell expresó en declaraciones a los medios que la misión de observación tenía como objetivo acompañar a una parcialidad política del país y que la legitimidad de las próximas elecciones estaría supeditada al informe que presente esta misión, lo cual desató las críticas de Venezuela, que exigió una rectificación pública.

Finalmente, el CNE dio "por superado" este "impasse" tras una conversación con Borrell en la que manifestó su determinación de cumplir con la misión "con toda imparcialidad, objetividad, independencia y no injerencia" conforme el acuerdo suscrito con el CNE.