Temas Especiales

17 de May de 2022

América

El fiscal general de Bolivia asegura que el expresidente argentino Macri "colaboró" en la caída de Morales

El fiscal general ha catalogado aquel episodio como una "actuación política no leal" que degeneró en "muerte, luto y una persecución terrible a los dirigentes del Gobierno (de Bolivia)"

Evo Morales
El expresidente de Bolivia Evo Morales.EFE

El fiscal general de Bolivia, Wilfredo Chávez Serrano, ha asegurado este martes que el expresidente de Argentina Mauricio Macri "colaboró" en la crisis política que derivó en la salida de Bolivia del expresidente Evo Morales en noviembre de 2019.

"Han surgido informaciones de la colaboración que ha existido hacia el Gobierno de facto de parte de algunos gobiernos vecinos, y la participación del Gobierno de Mauricio Macri", ha aseverado Chávez en declaraciones para la emisora El Destape Radio, recogidas por la agencia argentina Télam.

El fiscal general ha catalogado aquel episodio como una "actuación política no leal" que degeneró en "muerte, luto y una persecución terrible a los dirigentes del Gobierno (de Bolivia)" y, de hecho, ha recordado una misiva enviada en esos días por un excomandante de la Fuerza Aérea Boliviana a Macri en la que agradecía el envío de cartuchos y gases lacrimógenos.

"No es material de guerra, pero sí es material de represión que se ha usado en los días más duros aquí en Bolivia (...) Ese material se ha usado para disuadir y han sobrevenido masacres, como consta en el informe del grupo interdisciplinario que organizó la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Finalmente, ha apuntado que la Justicia boliviana está investigando la "participación de gobiernos extranjeros" en las jornadas sobre el caso 'golpe de Estado', si bien ha remarcado que se trata de un "tema delicado".

Sobre si Macri debería ser llamado a declarar en el marco de estas investigaciones, Chávez considera que "tendrá que convocarse a todos los actores", aunque ha remarcado que "la definición de la estrategia" la define la propia Fiscalía.

La Justicia de Bolivia se encuentra dirimiendo las responsabilidades de algunos cargos militares y políticos --incluida la que más tarde sería presidenta, Jeanine Áñez-- por, presuntamente, instigar una serie de revueltas que culminarían con la salida de la Presidencia de Evo Morales.