Temas Especiales

28 de May de 2022

América

La ONU da fondos de emergencia para ayudar a siete países contra el hambre

El dinero se repartirá entre Somalia, Etiopía, Kenia, Yemen, Sudán, Sudán del Sur y Nigeria

Habitantes en Sana'a, Yemen, reciben ayudas alimentarias, en una fotografía de archivo.
Habitantes en Sana'a, Yemen, reciben ayudas alimentarias, en una fotografía de archivo.EFE

Naciones Unidas anunció este jueves que usará 100 millones de dólares de su fondo para emergencias humanitarias con el fin de ayudar a seis países de África y Yemen, que se enfrentan a un aumento del hambre como resultado de la guerra en Ucrania.

Los fondos serán usados por agencias de la ONU y sus socios para facilitar alimentos y otros servicios básicos, además de dinero en efectivo, a la población más necesitada, según explicó la organización en un comunicado.

El dinero se repartirá entre Somalia, Etiopía, Kenia, Yemen, Sudán, Sudán del Sur y Nigeria.

Según la ONU, esos siete países se enfrentan a graves situaciones de inseguridad alimentaria fruto de conflictos armados, sequía y problemas económicos, que se han visto agravados por la guerra en Ucrania.

El impacto del conflicto en los mercados globales de alimentos está disparando los precios de muchos productos y complicando el acceso a ellos a millones de personas.

Rusia y Ucrania representan más de la mitad del suministro mundial de aceite de girasol y un 30 por ciento del de trigo.

Según la ONU, solo Ucrania produce más de la mitad del trigo que usa el Programa Mundial de Alimentos, la agencia de la ONU que apoya a países de todo el mundo para combatir el hambre.

Además, hay 45 países de África y otras zonas que importan al menos un tercio de su trigo de Ucrania o Rusia y otros 18 que compran al menos la mitad, entre ellos Egipto, la República Democrática del Congo, el Líbano, Siria, Somalia, Sudán o Yemen.

"Cientos de miles de niños se van a dormir con hambre cada noche mientras sus padres se preocupan sobre cómo alimentarlos. Una guerra al otro lado del mundo hace sus perspectivas aún peores", señaló en un comunicado el jefe humanitario de la ONU, Martin Griffiths, que subrayó que la ayuda aprobada "salvará vidas".