Temas Especiales

03 de Dic de 2023

América

Pelosi asegura que el ataque a su marido no fue un motivo para renunciar al liderazgo demócrata en la Cámara Baja

Pelosi anunció el jueves su renuncia al liderazgo del Partido Demócrata en la Cámara de Representantes

China endurece represalias sancionando a Pelosi y cercenando lazos con EEUU
Nancy Pelosi.EFE

La todavía presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, ha reconocido que el asalto que sufrió su marido, Paul, en su propio domicilio no le motivó a renunciar al liderazgo demócrata en la Cámara Baja.

"No, tuvo el efecto contrario (...) En todo caso, me hizo pensar en quedarme", ha asegurado Pelosi, cuestionada por los medios de comunicación si aquel trágico episodio ha sido uno de los argumentos que la han motivado a abandonar el cargo al frente del Partido Demócrata en la Cámara de Representantes.

Pelosi ha señalado que, tras casi 20 años como líder demócrata en la Cámara, era ya momento de abandonar el cargo y hacer otro tipo de actividades como "bailar" o "cantar". "Hay una vida ahí afuera, ¿verdad?", ha dicho, según recoge ABC News.

Respecto a la recuperación de su marido, Pelosi ha informado de que evoluciona favorablemente y "está bien", aunque ha incidido en que lo más traumático de la situación fue que el asalto se produjera en su domicilio particular en San Francisco.

A nivel personal, ha reconocido sentirse culpable porque su esposo fuera el principal afectado de un asalto que, previsiblemente, iba dirigido hacia ella pues el atacante en todo momento preguntaba "¿Dónde está Nancy?".

"Si se hubiera caído, resbalado en el hielo o hubiera tenido un accidente y se hubiera hecho daño en la cabeza, sería horrible, pero que fuera un asalto contra él porque me estaban buscando... Lo llaman 'culpa del superviviente' o algo así", ha admitido.

Pelosi anunció el jueves su renuncia al liderazgo del Partido Demócrata en la Cámara de Representantes, apenas unas horas después de que se certificara la victoria de los republicanos en la Cámara Baja.

La representante confirmó que seguiría desempeñando su función como congresista "hablando por la gente de San Francisco", pero no presentará su candidatura a la reelección del liderazgo demócrata. "Ha llegado la hora de que una nueva generación dirija el 'caucus' demócrata que tanto respeto", dijo.