07 de Dic de 2022

Mundo

Al Zaidi, héroe en Irak

PANAMÁ. Mountazer Al Zaidi, el periodista iraquí que fue detenido por haber lanzado sus zapatos al presidente norteamericano, George W....

PANAMÁ. Mountazer Al Zaidi, el periodista iraquí que fue detenido por haber lanzado sus zapatos al presidente norteamericano, George W. Bush, en una rueda de prensa el domingo en Bagdad, es ahora considerado un héroe en Irak y miles de personas clamaron ayer por su liberación.

El incidente será recordado como símbolo de la aversión generalizada —sobre todo en Medio Oriente— que existe hacia Bush, uno de los presidentes más impopulares en la historia de EEUU, que saldrá del poder el próximo 20 de enero.

CONSECUENCIAS

A raíz de este incidente, ya se ha creado en internet un juego donde el presidente norteamericano es la diana y hay que arrojarle zapatillas. Otros medios estadounidenses e internacionales han propuesto, entre otras cosas, que todo aquel que tenga algo en contra de Bush envíe zapatos por correo a la Casa Blanca.

PROTESTAS

En tanto, ayer, miles de personas reclamaron en Irak la liberación del periodista detenido por haber lanzado sus zapatos al presidente de EEUU durante una conferencia de prensa en Bagdad.

Una multitud se congregó en el distrito chií de Ciudad Sdar, en Bagdad y en la ciudad de Najaf, y realizaron actos de protestas para reclamar la liberación del reportero, al que califican como “héroe” y al que cientos de abogados se han ofrecido a defender legalmente. De momento, Al Zaidi está siendo interrogado por los servicios de seguridad del primer ministro iraquí, Nouri al-Maliki, y aún no se ha emitido ninguna acusación oficial contra él.

EL MAYOR INSULTO

Al Zaidi, reportero del canal de televisión iraquí Al Bagdadia, con sede en El Cairo, lanzó sus zapatos a George W. Bush —quien logró esquivarlos— al tiempo que le gritó: “Este es el beso de despedida, perro”.

En Irak, igual que en gran parte del mundo árabe, arrojar un zapato es una de las mayores ofensas que se pueden cometer contra una persona, al igual que llamarlo “perro”. Luego del incidente, los guardias de seguridad se abalanzaron sobre el reportero y lo redujeron y sacaron de la sala.

El hermano de Mountazer Al Zaidi afirmó: “Estoy seguro de que muchos iraquíes quieren hacer lo que él hizo. Mi hermano suele decir que todos los huérfanos que hay ahora en Irak se han quedado sin padres por culpa de Bush”.

LAS AUTORIDADES

No obstante, las autoridades iraquíes estiman que el reportero “dañó la reputación de los periodistas iraquíes y del periodismo de Irak en general”. El gobierno iraquí exige que Al Bagdadia ofrezca disculpas al aire por la actuación de su empleado.

Según medios de prensa, Mountazer está siendo interrogado para determinar si se le pagó para lanzar sus zapatos a Bush e igualmente se fue sometido a pruebas para determinar si consumió drogas o alcohol. También el canal donde trabaja pidió su liberación basada en “la línea de libertad de expresión y democracia prometida por el nuevo régimen iraquí”, como indica un comunicado de Al Bagdadia.