Temas Especiales

24 de May de 2020

Mundo

Activistas niegan la versión israelí

JERUSALÉN. Los activistas pro-palestinos que intentaban romper el bloqueo a Gaza cuando el lunes sus barcos fueron abordados por soldad...

JERUSALÉN. Los activistas pro-palestinos que intentaban romper el bloqueo a Gaza cuando el lunes sus barcos fueron abordados por soldados israelíes niegan la versión de que estuvieran armados y de que los ‘comandos’ actuaron en legítima defensa.

El alemán Norman Paech afirmó que en el enfrentamiento con comandos, los que viajaban en el Mavi Marmara sólo emplearon palos de madera: ‘Sólo vi dos bastones y medio de madera. No había nada más. Nunca vimos ningún cuchillo. Esto fue un ataque en aguas internacionales contra una misión pacífica. Fue un acto de piratería’.

Según la versión israelí, en el choque en el que murieron al menos nueve personas, sus militares fueron atacados con ‘cuchillos, bastones y otras armas’ por lo que abrieron fuego en defensa de sus vidas.

La Convención de Naciones Unidas sobre Derecho del Mar dispone que si un barco intenta romper un bloqueo marino podrá ser detenido ‘si es necesario y se hace de forma proporcionada’.

El ejército israelí alega que sus soldados actuaron en defensa propia. Una investigación, dirigida por la ONU o por Turquía, el país al que pertenecía el barco Mavi Marmara, es requerida ahora para averiguar si el uso de la fuerza fue proporcionado para que sea aceptable la actuación en defensa propia.

Los pro-palestinos también se quejaron del trato recibido tras su detención. ‘Hubo muchos abusos tras nuestro arresto. Eramos rehenes, como animales en el suelo’, dijo Mihalis Grigoropoulos. ‘Ellos no nos dejaban usar el baño, no nos daban agua ni alimentos y nos filmaron a pesar de las convenciones internacionales que lo prohíben’.

LIBERARÁN A LOS ACTIVISTAS

Mientras continúa la disputa por las diferentes versiones de lo sucedido, Israel anunció que deportará dentro de 48 horas al resto de activistas que permanecían arrestados. Cumple así con una de las exigencias del Consejo de Seguridad de la ONU y dejará en libertad a los 680 tripulantes, incluidos a quienes acusó con procesar por agredir a sus soldados.