Temas Especiales

06 de Jun de 2020

Mundo

‘Con sanciones no habrá diálogo’

ESTAMBUL. El presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, dijo ayer que su país no aceptará conversar sobre su programa nuclear si el Conse...

ESTAMBUL. El presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, dijo ayer que su país no aceptará conversar sobre su programa nuclear si el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (ONU) le impone nuevas sanciones.

Igualmente advirtió que el acuerdo con Turquía y Brasil para el intercambio de combustible nuclear negociado con Irán representa una oportunidad única que, si se pierde, podría no repetirse.

‘Ya dije que la administración estadounidense y sus aliados se equivocan si piensan que pueden esgrimir la amenaza de una resolución (con nuevas sanciones) y después sentarse a negociar con nosotros. Eso no sucederá’, afirmó en rueda de prensa.

‘Discutiremos con todos’, proclamó el jefe de Estado iraní, que exigió ‘respeto y justicia’. Pero ‘si tratan de hablarnos de manera brutal, con un tono de dominación, ya conocen nuestra respuesta’, prosiguió.

Ahmadinejad hizo esas declaraciones luego de que el Consejo de Seguridad de la ONU acordara el texto de una resolución para imponer nuevas sanciones contra Teherán y que podría someterse a votación a partir de hoy.

Las sanciones están dirigidas contra el programa nuclear de Irán y, de ser aprobadas, estrecharían aún más las restricciones financieras, impondrían inspecciones de buques en alta mar y ampliarían el embargo de armas.

INTERCAMBIO DE COMBUSTIBLE

En mayo, Irán negoció con Turquía y Brasil un acuerdo por el cual podría enviar 1,200 kilos de uranio poco enriquecido a Turquía, que a su vez devolvería al país islámico uranio lo suficientemente enriquecido para que pueda ser utilizado como combustible nuclear con fines médicos.

Esa propuesta fue recibida con desconfianza por las grandes potencias, que la consideran una maniobra de distracción iraní para evitar nuevas sanciones.

La Casa Blanca aseguró ‘reconocer’ los esfuerzos de Brasil y Turquía, pero dijo que persisten las dudas sobre la disposición iraní a cumplir con el compromiso. Para la jefa de Relaciones Exteriores de la Unión Europea, Catherine Ashton, el acuerdo ‘no responde a todas las preocupaciones’ sobre las supuestas intenciones de Irán de querer dotarse con armas atómicas con la excusa de un programa nuclear civil, lo que este país desmiente.

Ahora, Ahmadinejad deja claro que no habrá otra oportunidad de entendimiento si el acuerdo de intercambio de combustible es rechazado por la comunidad internacional.