28 de Feb de 2020

Mundo

Contrataques siguen en Libia

RAS LANUF. Aviones de guerra libios atacaron ayer, martes, a las fuerzas rebeldes en el este del país, incrementando la ofensiva del Gob...

RAS LANUF. Aviones de guerra libios atacaron ayer, martes, a las fuerzas rebeldes en el este del país, incrementando la ofensiva del Gobierno para recuperar terreno perdido en la insurrección contra Muammar Gaddafi.

Corresponsales de Reuters reportaron al menos cuatro ataques aéreos cerca de posiciones rebeldes en y alrededor de la ciudad petrolera de Ras Lanuf en la costa mediterránea.

En el occidente, artillería del Gobierno y tanques golpearon Zawiyah, la ciudad en manos rebeldes más cercana a la capital Trípoli, destruyendo varias casas y dejando atrapados a los residentes.

Previamente, los rebeldes dijeron que habían rechazado una oferta del líder libio para negociar su salida del poder. Sin embargo, el Gobierno niega tales conversaciones y parece estar desplegando un robusto esfuerzo militar por contener el levantamiento.

n el frente internacional Gran Bretaña y Francia encabezaron una campaña en Naciones Unidas para que se establezca una zona de exclusión aérea sobre Libia.

Pero el gobierno de Estados Unidos resiste la presión de algunos legisladores que demandan una intervención directa, diciendo que primero debe evaluar las implicancias de una acción militar sobre el desértico estado petrolero.

Los ataques aéreos de ayer, martes, llegaron a los rebeldes entre la ciudades costeras de Ras Lanuf y Bin Jawad, a unos 550 kilómetros al este de Trípoli y emplazamiento de terminales petroleros.

Uno de los ataques derribó una ca sa en un área residencial de Ras. Muchas casas, incluyendo una de las afectadas por los ataques, parecían ser evacuadas y no había reporte de víctimas.

Otros ataques apuntaron a posiciones rebeldes en las afueras del terminal petrolero de Ras Lanuf.

Las fuerzas de Gaddafi también realizaron ataques con tanques y artillería para recapturar Zawiyah, en Trípoli, cerca de una importante refinería, según un residente y la televisión.