24 de Feb de 2020

Mundo

celebran distinción

La atribución del Premio Nobel de la paz a la presidenta de Liberia y a dos activistas de los derechos humanos, una liberiana y otra yem...

La atribución del Premio Nobel de la paz a la presidenta de Liberia y a dos activistas de los derechos humanos, una liberiana y otra yemení, es un ‘signo alentador’ para todas las mujeres, declaró el cardenal Peter Kodwo Appiah Turkson. El presidente del Consejo pontificio Justicia y Paz expresó su ‘satisfacción’ por el reconocimiento brindado por la comunidad internacional a las ‘iniciativas de esas mujeres’.

‘Conozco a la presidenta liberiana y puedo atestiguar que su liderazgo, su iniciativa a nivel político, son muy apreciados por nosotros, en toda la zona de Africa occidental’, declaró el alto prelado ghanés, quien es, con el cardenal guineano Robert Sarah, uno de los dos jefes africanos de dicasterios (ministerios) en la Curia. El Nobel de la Paz fue atribuido a la primera presidente elegida en un país africano, la liberiana Ellen Johnson Sirleaf, a su compatriota, la ‘guerrera de la paz’ Leymah Gbowee, y a una figura de la ‘primavera árabe’, Tawakkul Karman.