Temas Especiales

27 de Jun de 2022

Mundo

Al-Assad anuncia un referéndum

SIRIA. El presidente sirio, Bashar al Asad, convocó para el 26 de febrero un referéndum sobre un proyecto de Constitución que acabará co...

SIRIA. El presidente sirio, Bashar al Asad, convocó para el 26 de febrero un referéndum sobre un proyecto de Constitución que acabará con medio siglo de un régimen monopartidista acosado por una rebelión interna y acusado de atrocidades por la violenta represión que se proseguía ayer, miércoles.

Al día siguiente de rechazar las acusaciones de Naciones Unidas de haber cometido crímenes de lesa humanidad en la represión de la revuelta que sacude al país desde hace 11 meses, Asad concretó la fecha de la convocatoria en un claro intento por aplacar la creciente indignación en el seno de la comunidad internacional.

La nueva constitución considera la libertad como un ‘derecho sagrado’ en un país en el que ‘el pueblo gobernará al pueblo’ a través de un sistema democrático multipartidista basado en la ley islámica, indicó la televisión pública.

Asad, que en abril levantó el estado de emergencia en vigor desde 1963, ha hecho reiteradas promesas de reforma que no se han materializado desde que se inició la protesta el 15 de marzo del año pasado.

Esta nueva promesa llega en una jornada en la que los activistas informaron que las tropas sirias entraron en la ciudad de Hama e intensificaron su ataque contra otros focos de revuelta en todo el país.

RECHAZO

El gobierno sirio rechazó las acusaciones de la ONU de crímenes contra la humanidad.

Diplomáticos de Rusia y China, que vetaron en 2 ocasiones una resolución de la ONU llamando al cese de la represión, indicaron en la Asamblea General de la ONU que ahora buscarán la condena de la violencia.

En la ciudad rebelde de Homs, los activistas indicaron que las fuerzas gubernamentales bombardearon desde el aire un oleoducto y los medios oficiales culparon a ‘grupos terroristas’.

La explosión del oleoducto en Homs es, según el activista Hadi Abdulá, el tercer ataque de este tipo, aunque el primero llevado a cabo desde un avión.

El gobierno sirio ha atribuido varios ataques similares a grupos ‘terroristas’ apoyados por el extranjero, pero la oposición acusa al régimen de destrozar las infraestructuras energéticas para castigar a los disidentes.