Temas Especiales

29 de Sep de 2020

Mundo

Rumania gira al autoritarismo

RUMANIA. La ola autoritaria se expande en Europa del este. En enero elementos de la extrema húngara fueron los claros ganadores en los c...

RUMANIA. La ola autoritaria se expande en Europa del este. En enero elementos de la extrema húngara fueron los claros ganadores en los comicios de ese país.

Ahora, Rumania, país vecino, está sumido en una grave crisis institucional que se ha prolongado por dos meses. La crisis alcanzó su punto máximo el 6 de julio cuando el Presidente Traian Basescu fue separado de su cargo por el Parlamento del país. El presidente interino es Crin Antonescu del partido de centroizquierda Unión Social Liberal (USL).

La revocación de mandato fue impulsada por el actual primer ministro, Víctor Ponta, partidario de Antonescu.

LA REVOCACIÓN

El Parlamento revocó a Basescu en una votación de 256 contra 114. Los Parlamentarios, mayormente del USL, argumentaron que el Presidente de derecha no respetó la separación de poderes, socavó la independencia judicial y usurpó el rol del Ejecutivo.

Basescu ha sido duramente criticado en su país por su política de austeridad económica y su actitud pasiva a la corrupción institucional.

El Legislativo decidió celebrar un referéndum el 29 de julio para determinar si la revocación de mandato es válida.

LA APLANADORA DE PONTA

Con una mayoría parlamentaria, Ponta ha logrado concentrar el poder en el órgano Ejecutivo y ha limitado las funciones de instituciones democráticas.

El Defensor del Pueblo, p los ejecutivos de la televisión rumana, han sido despedidos. También han destituido al presidente del Senado y la Cámara de Diputados por partidarios de Ponta.

Ponta también ha reformado leyes relacionadas con el referéndum del 29 de julio con el objetivo de eliminar la cláusula que obliga una participación mayor del 50% para validar el resultado.

En el 2007, Basescu superó otro intento de revocación de mandato porque sólo votó el 45% del electorado en el reférendum a pesar de obtener un resultado negativo. El cambio facilitaría su destitución porque su popularidad se ha desplomado en los últimos años.

TÍMIDA RESPUESTA

Ponta acudió ayer a una audiencia en Bruselas en donde tenía que explicar ante las instituciones de la Unión Europea (UE) los acontecimientos políticos en Rumania. Su participación fue criticada porque obvió las leyes y Constitución rumana al carecer la potestad de representar su país en Bruselas.

La comisaria de justicia europea, Viviane Reding, acotó que estudian mandar una misión para ‘vigilar la evolución [del Estado de derecho en Rumania]’. Si determinan que hubo un retroceso, como en Hungría, la entrada de Rumania, al espacio Schengen será postergado aún más.