Temas Especiales

03 de Jun de 2020

Mundo

Ola de atentados dejó 23 muertos

IRAK. Al menos 23 personas murieron y otras 75 resultaron heridas, entre ellas varios peregrinos chiíes, en una cadena de atentados come...

IRAK. Al menos 23 personas murieron y otras 75 resultaron heridas, entre ellas varios peregrinos chiíes, en una cadena de atentados cometidos en distintas localidades de Irak.

OBJETIVOS CHIÍES

Tres bombas colocadas cerca de viviendas estallaron en la localidad de Al Musaieb, 40 kilómetros al sur de la capital iraquí, lo que causó la muerte de siete personas y heridas a otras cinco.

Por otra parte, al menos cuatro peregrinos chiíes murieron y otros 16 resultaron heridos en un supuesto ataque suicida con coche bomba en la zona de Al Qarrada, en el centro de Bagdad.

En la ciudad de Al Hila, capital de la provincia de Babel, ubicada a unos cien kilómetros al sur de Bagdad, un peregrino chií murió y otros tres fueron heridos por la explosión de un coche bomba. El hecho aconteció en las proximidades de una mezquita chií al paso de un grupo de fieles que se dirigían hacia la ciudad santa de Kerbala, también al sur de la capital.

Además, tres peregrinos que iban a Kerbala resultaron heridos por el impacto de un proyectil de mortero en una zona de Al Latifeya, al norte de Babel.

Los objetivos chiíes eran en varios casos fieles que iban a participar en la celebración de la festividad chií de Al Arbain, que conmemora el fin de los cuarenta días de luto guardados por la muerte en el año 680 del imán Husein, nieto del profeta Mahoma.

MÁS GOLPES

En la provincia de Diyala, al noreste de la capital iraquí, hombres armados atacaron con pistolas con silenciadores la casa de un consejero para la reconciliación, identificado como Jaled al Loguebi, mataron a uno de sus guardaespaldas y causaron heridas a otros dos.

En esa misma provincia, un miembro de los llamados Consejos de Salvación (milicias pro gubernamentales), su mujer y dos de sus hijos murieron por la explosión de un artefacto dentro de su casa en la localidad de Balad Ruz, lo que también causó heridas graves a otra hija de la pareja.

Por otra parte, al menos cinco policías murieron y otros seis resultaron heridos cuando intentaban desactivar un cohete que finalmente estalló en la ciudad de Kirkuk, ubicada a 250 kilómetros al norte de Bagdad. Al mismo tiempo un policía y un civil resultaron heridos por la explosión de un artefacto al paso de una patrulla policial.

En otro suceso, hombres armados irrumpieron en una casa en Al Tarmeya, 40 kilómetros al norte de Bagdad, mataron a un hombre y causaron heridas a su esposa y su hermana.

La explosión de otros cuatro coches bomba en distintos puntos del país causó varios heridos más.

ESCENARIO DE VIOLENCIA

Por el momento, ningún grupo reivindicó los ataque. Pero los insurgentes sunitas, un grupo vinculado a Al Qaida, atacan regularmente a los chiitas durante las celebraciones religiosas de esta comunidad.

También atacan regularmente a blancos oficiales y a las fuerzas de seguridad para desestabilizar al gobierno, dominado por chiitas.

Irak es escenario de un repunte de la violencia con frecuentes ataques dirigidos contra objetivos chiíes y fuerzas de seguridad desde la retirada de las tropas estadounidenses.