Temas Especiales

21 de Jan de 2021

Mundo

Cifra de muertos en Argelia crecerá

ARGELIA. Argelia advirtió que la cifra de muertos por el asedio a una planta de gas en el desierto aumentaría, una vez que el asalto fin...

ARGELIA. Argelia advirtió que la cifra de muertos por el asedio a una planta de gas en el desierto aumentaría, una vez que el asalto final a las instalaciones acabara con la vida de todos los islamistas que quedaban.

El Reino Unido indicó que al menos tres de sus ciudadanos habían muerto en la crisis. Francia admitió que la cifra de muertos sería elevada. Además advirtió contra las críticas a la respuesta militar argelina, afirmando que se había enfrentado con una situación intolerable.

El Ministerio del Interior había informado de que 23 rehenes y 32 integristas murieron en los asaltos llevados a cabo por las fuerzas especiales argelinas para poner fin a la crisis, y que 107 rehenes extranjeros y 685 argelinos habían sido liberados.

Sin embargo, el ministro de Comunicación, Mohamed Said, dijo que ese número aumentaría cuando se conozcan más datos en las próximas horas. ‘Desgraciadamente, me temo que la cifra de muertos irá en aumento’, dijo Said, citado por la agencia oficial de noticias APS.

Los detalles sobre lo que ocurrió están aflorando lentamente, en un momento en el que preocupa la escalada de violencia en el noroeste de África, donde las fuerzas francesas están luchando contra los islamistas en Mali.

RELACIONES CON ARGELIA

El ataque de los islamistas ha puesto a prueba las relaciones de Argelia con el resto del mundo. Ha expuesto la vulnerabilidad de las operaciones petroleras multinacionales en el Sáhara y ha llevado al radicalismo islamista en el norte de África al primer plano.

En medio de la tensión el ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, defendió el manejo que Argelia ha hecho de la crisis. Otros gobiernos, sin embargo, expresarón su frustración por haber sido mantenidos al margen de la información.

‘Lo que todo el mundo necesita saber es que estos terroristas que atacaron esta planta de gas son asesinos que saquean, desvalijan y matan. La situación era inaguantable’, dijo Fabius.

Argelia, que aún está cicatrizando las heridas de una guerra civil con insurgentes islamistas en los años 90 que se cobró 200,000 vidas, había insistido en que no habría negociación con terroristas.

El presidente Barack Obama dijo que Estados Unidos (EEUU) esperaba una explicación completa de lo que sucedió, pero culpo a los terroristas del suceso.

LOS CAPTORES

El ministro de Comunicación argelino también informó de que los extremistas eran de seis nacionalidades diferentes. Entre los 32 islamistas muertos estaba su líder, Abdul Rahman al-Nigeri, un nigeriano próximo al comandante vinculado con Al Qaeda Mojtar Belmojtar, presunto cerebro del asedio.

El ataque islamista fue uno de los más osados de los últimos años y casi con certeza se planificó antes de que las tropas francesas lanzaran su operación en Mali.