12 de Ago de 2022

Mundo

Ola de protestas dejó 53 muertos

EGIPTO. El cuadragésimo aniversario de la guerra de 1973 estuvo salpicado por los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los p...

EGIPTO. El cuadragésimo aniversario de la guerra de 1973 estuvo salpicado por los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los partidarios del derrocado Morsi en El Cairo y Giza, aunque también hubo protestas en otras provincias como Minia y Beni Suef, en el centro del país. Estos enfrentamientos dejaron alrededor de 53 muertos y 271 heridos, según el último informe.

Por su parte, una fuente que prefirió el anonimato indicó que los manifestantes emplearon armas de fuego y perdigones.

‘MASACRE’

La Coalición Nacional de Defensa de la Legitimidad, que engloba a los Hermanos Musulmanes y otros grupos afines, calificó en un comunicado los hechos del domingo de ‘masacre’ e instó a los egipcios a seguir manifestándose toda la semana bajo el lema ‘El pueblo recupera el espíritu de octubre’.

Asimismo, hizo un llamamiento a los estudiantes universitarios para que se concentren en la Plaza de Tahrir en El Cairo, y ‘condenen la continuación de las masacres contra los egipcios’.

Por su parte, el jefe del Ejército, Abdel Fatah al Sisi, aseguró que los soldados seguirán cumpliendo el ‘mandato del pueblo para afrontar el terrorismo’. ‘Somos responsables ante Dios de continuar cumpliendo el mandato, protegeremos a Egipto y a los egipcios, esto es una promesa’, señaló Al Sisi.

El también ministro de Defensa destacó el vínculo del pueblo egipcio con el Ejército del país y afirmó que las Fuerzas Armadas ‘son más fuertes que las pirámides, gracias al pueblo’.

MANSUR EN ARABIA SAUDÍ

El presidente interino egipcio Adly Mansur llegó ayer a Arabia Saudita, en su primer viaje oficial al extranjero, para ‘agradecer’ el apoyo del reino a su gobierno.

El jefe de Estado egipcio fue recibido a su llegada a Yeda (oeste) por el príncipe heredero Salman ben Abdel Aziz y se entrevistará con el rey Abdala, según la agencia oficial Saudí SPA.

El reino saudí fue el primer país en haber reconocido al gobierno instalado tras el derrocamiento de Mursi, del movimiento de los Hermanos Musulmanes.

Riad ha aportado desde entonces una ayuda de cinco millones de dólares a Egipto. ‘Las relaciones egipcio-saudíes se vieron afectadas el año pasado, bajo el gobierno de Mursi,y es nuestro deber restablecerlas’, añadió el nuevo presidente egipcio.

Igualmente indicó que discutiría con el rey Abdala la cooperación bilateral y que abordarían las crisis regionales, al igual que la cooperación económica, comercial y en el campo de las inversiones.

Mansur recalcó que Arabia Saudita había apoyado al nuevo gobierno egipcio, mientras otros países occidentales habían tenido una posición hostil y habían amenazado con interrumpir sus ayudas a Egipto.