Temas Especiales

26 de Jan de 2021

Mundo

Suspenden 3,800 vuelos por huelga de pilotos

Los pilotos, que reclaman un aumento salarial, iniciarán la huelga desde mañana hasta el viernes.

La aerolínea Lufthansa anunció ayer la cancelación de 3,800 vuelos que afectarán a 425,000 pasajeros, durante la huelga de pilotos anunciada desde mañana hasta el miércoles.

Las cancelaciones incluyen conexiones nacionales e intercontinentales y la compañía germana, que gestiona diariamente en torno a 1,800 conexiones, sólo llevará a cabo unos 500 vuelos de corta y media distancia.

‘Un paro de tres días consecutivos sería una de las más grandes huelgas en la historia de Lufthansa’, escribió la empresa en un comunicado.

Los pasajeros fueron notificados de las cancelaciones por mensajes de texto y correo electrónico, indicó el comunicado. La aerolínea trató de acomodar a los afectados en otras compañías y les ofreció oportunidades amplias para que dispongan de sus boletos en otras fechas.

Además, Lufthansa abrió la posibilidad de que los pasajeros usasen sus billetes de avión para los trenes.

La empresa informó que la huelga le costará decenas de millones de euros. La jefa de personal de Lufthansa, Bettina Volkens, lamentó que el sindicato de pilotos se haya decidido a emprender esta huelga en medio de la negociación abierta del convenio colectivo y describió esta eventualidad como difícilmente comprensible.

La semana pasada fueron cancelados al menos 600 vuelos cuando empleados del sector público hicieron un paro en siete aeropuertos de Alemania por un asunto que nada tiene que ver con la aerolínea.

Este domingo se habían retomado las negociaciones entre los representantes sindicales y Lufthansa pero, según explicó a la agencia alemana de prensa Dpa, la representante de los pilotos, Llona Ritter, no se produjeron avances. ‘No habíamos malinterpretado nada. Lufthansa quiere empeorar la reglamentación existente hasta ahora y provocar una escisión generacional’, se quejó Ritter, que exigió a la compañía un convenio único que también acoja a los trabajadores más jóvenes.

Por último, Lufthansa trata de reducir sus gastos ante la fuerte competencia de líneas aéreas europeas de bajo costo y las aerolíneas propiedad de países del Golfo Pérsico.